Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EDITORIAL 09/12/2018

LOS 40 DE LA CONSTITUCIÓN

Amigos de Gente Viajera, que conste que lo que voy a decirles a continuación es, simplemente, la historia de una ciudadana de a pie de las que ayer madrugaron para estar de pie ante los leones del Congreso de los Diputados...

 | Madrid | 19/02/2019

Esther Eiros

Esther Eiros / Ondacero.es

El motivo era hacerse con un trozo de territorio para dar la bienvenida, o el varapalo, a aquellos que, para bien o para mal, forman parte de la historia de España. Claro que la mayoría de las gentes de bien preferían, preferimos, que sea para bien. Porque a pesar de que a algunas señorías se les quedaron, al parecer, congeladas las manos hasta el extremo que no aplaudieron en ningún momento, sí recogen con las mismas manos el salario que les pagan españoles de diferentes rangos y nivel adquisitivo por hacer un trabajo con generosidad. Queda en eso, en trabajo. A veces de dudosa dedicación donde la dosis de generosidad huelga por su ausencia. Fíjense que estoy intentando interpretar con generosidad a esos “señores” que han encontrado en la política el negocio de su vida, además de que la mayoría, estoy segura, no sabían el servicio que han prestado a España en momentos clave el Rey emérito, Juan Carlos I, y la Reina Sofía, para que su hijo, hoy Rey de España, pueda hablar de un mandato de concordia. A pesar de todo lo que dejó traslucir en su alocución la Presidenta del Congreso, Doña Ana Pastor, que con un hilo conductor impecable no se olvidó de nada ni de nadie. Sobre todo de Adolfo Suarez, un político al que le sobraba la generosidad que les falta a algunos políticos de poco nivel para trabajar por el pueblo español y por su libertad, como lo hace ahora, en compañía de la Reina Leticia, Felipe VI, Rey de España. Fue educado para que, según sus palabras, varias generaciones de españoles dejaran de ser súbditos gracias a la Soberanía Nacional. También para preservar la unidad de España que algunos quieren romper por unos motivos que a la mayoría nos son ajenos. Los aplausos alcanzaron a tres padres de la Constitución , y cuatro de los expresidentes del Gobierno de España , pertenecientes a dos partidos constitucionalistas que llegaron a acuerdos añadiendo esa generosidad a la que aludíamos, para que creciéramos a nivel económico y, repito, en libertad. Libertad para salir, viajar a otros destinos y regresar sin que nadie nos lo impida. Ese modelo que no está en la hoja de ruta de muchos políticos de “pacotilla” que no piensan en esa “paz, prosperidad y estabilidad económica y social” que escribía hoy, en un artículo de opinión en La Razón, el Presidente de la Junta de Extremadura, una Comunidad que suma, Guillermo Fernández Vara. Un escrito donde reconoce a la Carta Magna “como uno de los grandes hitos de la Historia de España”.