Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Con Arrimadas como presidenta

Rivera abre la puerta a gobernar la Generalitat con el PSC

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reconocido esta posibilidad, siempre que sea en ese orden, es decir, con Inés Arrimadas como presidenta para "tirar de la manta" y hacer lo que considera necesario en la Generalitat.

Europa Press | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 12:39 horas

Albert Rivera

Albert Rivera / EFE

En Ciudadanos se abren a esa posibilidad y asumen que el entendimiento con el PSC será fundamental tras las elecciones del próximo 21 de diciembre, a pesar de que el CIS sitúa a los socialistas como cuarta fuerza política en Cataluña.

Pese a ello, recuerdan, todos los sondeos coinciden en que Ciudadanos y PSC serán las dos fuerzas constitucionalistas más votadas. El CIS coloca a ERC ligeramente por encima de Ciudadanos en escaños (no en votos) y a Junts per Catalunya en tercer lugar.

En consecuencia, desde Ciudadanos consideran que el entendimiento con las demás fuerzas constitucionalistas para sumar fuerzas frente al independentismo tiene que partir del acercamiento con el PSC y siempre que todas estas fuerzas sumen al menos un escaño más que las separatistas.

Ciudadanos reconoce que 'los comunes' de Ada Colau, referente de Podemos en Cataluña, pueden ser la llave que incline la gobernabilidad a un lado o a otro, y uno de sus objetivos en esta campaña electoral es reducir todo lo posible el peso que esa candidatura, Catalunya En Comú-Podem, tenga tras las elecciones.

Un buen resultado para Ciudadanos sería confirmarse como fuerza constitucionalista más votada con una distancia apreciable sobre el PSC, y una suma con esa formación que supere claramente a la de los socialistas con 'los comunes'.

De esa forma, explican, el PSC no tendría más opción que respaldar a Arrimadas como presidenta de la Generalitat, desterrando toda jugada tipo 'Borgen' para hacer presidente a Iceta esgrimiendo la ausencia de rechazo hacia su candidatura y a pesar de no estar entre los más votados.

Esa jugada, precisan, solo sería posible si se diera prácticamente un empate entre Ciudadanos y el PSC, algo que descartan. Si esa distancia fuera apenas apreciable, reconocen, Iceta contaría con legitimidad para intentar ser presidente tejiendo alianzas con las demás fuerzas y Ciudadanos tendría que asumir su fracaso.

Sin embargo, insisten, si la distancia es considerable y Ciudadanos es con claridad la fuerza constitucionalista más votada, sumando con el PSC más que ese partido con 'los comunes', Arrimadas será presidenta.