Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Con Pepa Gea

30ytantos: Dormir mal engorda

Ya que estos días se habla de turismo, que duda cabe que cada vez hay mas personas hacen turismo de salud y llegan a nuestro país buscando ese turismo de bienestar, estamos en la séptima posición de los países europeos en viajes de wellness. Pero una cosa te digo, de nada sirve donde vayas o qué te hagas si no duermes bien. No descansar por las noches no solo envejece, como te conté hace unos meses, también irrita, agota y sin entrar en males mayores, engorda.

@pepagea |@30ytantosondac1 |  Madrid |  Actualizado el 20/01/2017 a las 09:21 horas

Hace unos días la Sociedad Española del Sueño publicó un documento en el pedían que se adelantara la hora del prime time televisiva para invadir lo menos posible la hora de irse a la cama. Parece mentira que con lo mayorcitos que somos no seamos capaces de apagar para irnos a descansar. Los adultos deberíamos dormir entre 7 y 9 horas, adolescentes 8-10 y niños en edad escolar 9-11. Tan malo es el defecto como el exceso. Y cuidado aquí que se están diagnosticando niños con hiperactividad o déficit de atención que esconden terribles hábitos de sueño. Con los años dormimos peor porque al igual que nuestro organismo, el sueño también envejece y el cerebro secreta menos melatonina, que nos permite tener un sueño profundo y reparador. Esta hormona se genera cuando el cerebro registra variaciones de luz y oscuridad, por lo que hay que facilitarle la tarea, cosa que la luz artificial y los dispositivos, no hacen, inhibiéndola y haciendo que nos cueste dormir. Los especialistas recomiendan evitar el uso de aparatos electrónicos con emisión de luz al menos dos horas antes de irnos a la cama.

Dicen que un sueño insuficiente o de mala calidad anda detrás de la obesidad y de enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer, entre otras, y sin género de dudas, de la obesidad. Un sueño insuficiente o de mala calidad aumenta la producción de ghrelina una hormona que dispara el apetito sobre todo a la hora de la cena por todo lo que más engorda.

Cuida la alimentación siempre, pero sobre todo antes de dormir. Que el alimento sea tu medicina. Consume productos con triptófano que es el precursor de la serotonina, la hormona que nos prepara para el sueño, y de melatonina. Verduras, frutos secos, pescado azul, carnes blancas… y lácteos… ¿te acuerdas de eso de un vaso de leche antes de dormir? ¡Que sabios eran nuestros antepasados!

Hay que evitar alimentos con tirosina (frutas ricas en vitamina C, carnes rojas, embutidos…) que hará el efecto contrario ya que activa la dopamina que es la que te levanta por la mañana.

Dicen los expertos que invadir horas de sueño y dormir poco es una autoagresión para nuestra salud tan relevante como el tabaquismo. Cuida tu descanso para que tu descanso cuide de ti.

Y en cuanto a eso que decimos todos los lunes… ya te digo que sí. Se puede morir de sueño.

Otros post que te pueden interesar:

Cómo es un trasplante capilar

El peeling del año

Esos trastornos de la piel

Tratamientos prenavideños

¿Que son los Hipopresivos para reducir cintura?

Rejuvenecer los ojos

¿Que es la sonrisa gingival?

Se me cae la cara

Esas cremas baratas

¿Viejo o Viejóven?

No somos iguales ante el ejercicio

¿Por qué hago dieta y fracaso?

Sudar no adelgaza

¿Qué cerveza engorda más?

El tabaco, ese veneno que además envejece

¿Por qué un alimento a cada persona le engorda diferente?

Mil besos