Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Dos meses de la desaparición

Encuentran entre los escombros el coche de uno de los trabajadores del vertedero de Zaldibar

Tras dos meses del colapso del vertedero de Zaldibar que atrapó a dos trabajadores a los que se siguen buscando, se han intensificado los trabajos tras encontrarse el vehículo de uno de ellos entre los escombros.

ondacero.es
  Madrid | 06/04/2020

El responsable de Planificación de Atención de Emergencias del Gobierno Vasco, Iñaki Inoriza, ha afirmado que la localización el domingo del coche de Alberto Sololuze en el vertedero de Zaldibar "alimenta la esperanza" de encontrar a los dos trabajadores desaparecidos en el derrumbe de hace dos meses, aunque no tienen "la certeza absoluta" de que vaya a ser así.

El coche fue encontrado este domingo y pertenece a Alberto Sololuze, ya que se recuperó la matrícula. En cuanto a las actuales labores que se realizan en el lugar, ha apuntado que ya se ha conseguido "tener clara la estabilización del vertedero". "Ya tenemos un proyecto para que podamos trabajar precisamente en las zonas B1 y B2, que son las que, desde el principio, pensábamos eran las más probables donde podíamos trabajar, pero, sin embargo, teníamos un problema de estabilidad del vertedero, que pudiera volver a moverse", ha apuntado.

Sin embargo, cree que, en la actualidad, "eso se ha reconducido de forma notable". "Tenemos seguridad de que los trabajadores que entran a trabajar en esa zona no corren riesgo y, por eso, es la zona cero de búsqueda. Lo sabíamos desde el principio. Lo que pasa es que antes era difícil entrar en esa zona porque la inseguridad e inestabilidad que suponía el terreno", ha añadido. Iñaki Inoriza cree que todo ello, sumado a la localización del coche de uno de los trabajadores desaparecidos, "alimenta la esperanza", aunque no tienen "la certeza absoluta de que lo podamos conseguir".