Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SERÁ UNA CEREMONIA MÁS AUSTERA QUE OTRAS VECES

Maracaná se convertirá en un gran sambódromo para inaugurar los JJOO

Brasil ya cuenta las horas para que arranquen las XXXI edición de las Olimpiadas. El estadio de Maracaná será el escenario que acoga este noche la ceremonia de inauguración de unos JJOO que llegan con el país envuelto en un clima de crisis social y política. Hay grandes incógnitas como quién será el encargado de encender el pebetero olímpico. Muchas voces apuestan por el exfutbolista Pelé. Lo que sí está confirmado es que la ceremonia tratará sobre la historia de Brasil y el medio ambiente.

EFE | Madrid | 05/08/2016

Ensayo en Maracaná previo a la ceremonia de inauguración de los JJOO

Ensayo en Maracaná previo a la ceremonia de inauguración de los JJOO / Getty Images

Río 2016 ha preparado la ceremonia de inauguración "más cool" de unos Juegos Olímpicos, con la que quiere enviar "un mensaje con corazón al mundo" e invitar a las personas a "buscar similitudes y terminar con los ataques al planeta".

En opinión de sus responsables, después de la "elegancia" que mostró la de Londres 2012, la "grandiosidad" de Pekín 2008 y el "clasicismo" de Atenas 2004, la ceremonia de Río "no será nada opulenta" y mantendrá hasta última hora como gran secreto el nombre de quién será el encargado de encender el pebetero.

El equipo que lleva años preparándola, encabezado por el director de cine Fernando Meirelles y Marco Balich, quien participó también en la apertura de Sochi 2014, aseguró desconocer el nombre del elegido para encender el pebetero.

Ambos explicaron en conferencia de prensa algunos detalles del evento, junto a otros miembros del equipo como Daniela Thomas, Andrucha Waddington, Abel Gomez y Leonardo Gaetano, que tendrá tres pilares, "el jardín, la diversidad y la alegría", rasgos que reflejan la realidad de Brasil.

"Queremos trasladar un mensaje de tolerancia, hay mucha tensión en el mundo, invitar a buscar las similitudes entre nosotros y a parar los ataques al planeta. La raza humana y el planeta están bajo amenaza", dijo Meirelles, director de la película "Ciudad de Dios", quien junto a sus compañeros quiso desvincular la política de la ceremonia.

La historia de Brasil, su imagen más moderna y también su cultura, especialmente a través de la poesía que recitarán la actriz local Fernanda Montenegro y la inglesa Judi Dench y de la música típica con intérpretes como Gilberto Gil, Caetano Veloso y Elza Soares, además de la inevitable samba, también estarán presentes.

El césped de Maracaná, un estadio cuyas dimensiones han condicionado el montaje escénico, acogerá el desfile de unos 12.000 deportistas, en el que hay previstas sorpresas que los creadores no quisieron desvelar.

Tampoco confirmaron, por motivos de seguridad, la cifra exacta de jefes de estado que se esperan mañana en el recinto, pero sí hay otros números que se conocen como los 3.000 millones de personas que está previsto que sigan la transmisión de televisión en directo, los más de 5.000 voluntarios que colaborarán y los 300 bailarines y 200 músicos profesionales que intervendrán.

Los fuegos artificiales tampoco faltarán en las horas casi cuatro horas de duración de un acontecimiento que pretende emocionar para quedar en la memoria histórica y que cuenta con "el presupuesto más bajo de las últimas ceremonias de apertura de Juegos y un staff muy barato", según su propia definición.