Con América Valenzuela

Divulga que algo queda: El cambio climático teñirá de rosa la nieve de las montañas

¿Os imagináis esquiando en nieve rosa? América Valenzuela nos cuenta cómo la nieve de las montañas podría volverse rosa por el cambio climático. Además, nos resuelve la duda de la semana: ¿Por qué la humanidad depende del cangrejo herradura?

ondacero.es

Madrid | 12.06.2021 11:13

Hoy nuestra divulgadora científica, América Valenzuela, nos desvela en “Divulga que algo queda” por qué la nieve de las montañas podría volverse rosa. La clave se encuentra en un alga unicelular, la ‘Clamydomonas nivalis’ y es rosa porque tiene un pigmento carotenoide (como los de las zanahorias), la astaxantina. La función de este pigmento, que es un antioxidante, es proteger al alga de la intensa luz ultravioleta que incide en las zonas de alta montaña donde vive.

En Sierra Nevada (la de California, no la de Granada) se pueden ver grandes extensiones de nieve rosa, en estos últimos días de primavera. Y en los Alpes también. En esta época del año, el alga se desplaza hacia la superficie, porque durante el invierno está escondida en las profundidades y cada centímetro cuadrado se llena de millones de ejemplares de estas algas microscópicas.

Cada vez más cumbres teñidas de rojo

Estas cumbres teñidas de rojo podrían ser cada más grandes y más intensas. Justo antes de la Covid, los Alpes estaban plagados de estas algas de una manera inusual. Eran kilómetros y kilómetros de nieve rosa y roja, que parecía que allí se había librado una guerra. Por eso también se le llama sangre glacial. Las últimas investigaciones apuntan a que en las cumbres está sucediendo lo mismo que en los océanos. Al final, la nieve está tan viva como el agua del océano que está cargada de microorganismos como estas algas.

Con el cambio climático cada vez son más intensos los blooms de algas en los océanos. Un bloom es una proliferación masiva y excesiva de algas microscópicas en los océanos o en agua dulce. Las algas consumen todo el oxígeno del agua y crean zonas muertas, donde no pueden vivir ni peces, ni cualquier otra criatura marina que necesite oxígeno. Estos blooms están proliferando porque las aguas están más calientes y porque hay exceso de materia orgánica en el agua, es decir, basura.

En las cumbres de las montañas sucede algo similar. El exceso de nutrientes, de materia orgánica, llegaría a través de la lluvia y el viento. A lo que se suma el efecto del aumento del dióxido de carbono en la atmósfera, que también impulsaría el crecimiento desmedido de estas algas. Todo esto está en plena investigación. Hay un proyecto muy interesante, el AlpAlga que estudia el ciclo completo año a año de estas algas y otras que viven en la nieve para entender cómo puede esta nieve rosa afectar al resto de la montaña. Esa nieve nutre con agua los ríos. Si desaparece o se deteriora se producirá un efecto dominó.

¿Por qué la humanidad depende del cangrejo herradura?

El cangrejo herradura es un fósil viviente, lleva millones de años habitando el planeta. Son cangrejos, pero no lo son. Son parientes de las garrapatas o las arañas. Miden como un pie humano y pesan dos kilos. Parecen rocas. Antes se utilizaban como fertilizante y ahora la industria farmacéutica los usa para producir vacunas. Les interesa su sangre que es sensible a la contaminación bacteriana. En cuanto nota su presencia, lo coagula. Esta sustancia sirve para comprobar que los lotes de vacunas están libres de bacterias peligrosas.