OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "Encomendarse a la providencia"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre el "calvario" que, según auguran todas las encuestas, sufrirá el candidato socialista, Juan Espadas, en las elecciones de Andalucía este domingo, al que le dan incluso peores resultados que Susana Díaz en los pasados comicios.

Carlos Alsina

Madrid | 14.06.2022 08:36

Frene, Olona, frene. Luego vamos con lo suyo. Esta cierta fijación que tiene Vox con la educación sexual en la escuela: la izquierda pervirtiendo niños, dónde vamos a parar.

Cinco días para las urnas andaluzas. El PP, en estado de euforia y el PSOE, resignado al castañazo.

Bolaños eligió peregrinar a Roma para llevarle plátanos al Papa

El ministro Bolaños, ministro de varias cosas, vicepresidente sin galones y fiel escudero de Pedro Sánchez, podía haber peregrinado a Lourdes para llevar flores a María pero eligió peregrinar a Roma para llevarle plátanos al Papa.

Cuando el profeta más celebrado en la Moncloa, Tezanos, se hace un jeremías y augura el apocalipsis del socialismo en Andalucía, sólo cabe recurrir a la providencia

La idea viene a ser la misma. Cuando el profeta más celebrado en la Moncloa, Tezanos, se hace un jeremías y augura el apocalipsis del socialismo en Andalucía, sólo cabe recurrir a la providencia.

Cómo estará la cosa que Sánchez envió a Bolaños a ver al Papa

Santidad, interceda usted por nuestro hermano Juan, que tiene nombre de apóstol predilecto, Juan Espadas. No encontrará usted mejor resumen de la campaña electoral andaluza. Cómo estará la cosa que Sánchez envió a Bolaños a ver al Papa.

Y en verdad fue una visita cálida y grata. En verdad, en verdad os digo que quien recibe al que yo envié me recibe a mí. Si pedís algo en mi nombre, os será dado.

El ministro llevó menos séquito que Yolanda Díaz, lo cual carece de mérito porque con Díaz viajó a Roma medio ministerio -hay que ver lo que suma la vicepresidenta, venga a sumar y sumar gente al avión oficial para hacer turismo- y el ministro despachó con el Papa, o se confesó -ya no sé- durante más de una hora. Que esto, en los usos vaticanos, parece ser que es muchísimo.

Con plátanos a Francisco

Llevaba Bolaños el maletín lleno de productos de España. Cual representante comercial abriéndose mercados. Cuente usted mismo, ministro, qué productos le regaló al Papa.

En la imagen que se ha difundido se ve, en efecto, al ministro, agarrando el racimo de plátanos y mostrándoselo al Papa, que agradecido pone cara de no haber visto maravilla semejante en sus ochenta y cinco años de vida. La diplomacia tiene estas cosas. Con plátanos a Francisco.

Le tocó aguantar al papa que el ministro le explicara todo lo que el Gobierno ha hecho para paliar las penalidades que causó el volcán -un sermoncito largo- y en justa reciprocidad él le regaló a Bolaños… Bueno, cuéntelo usted, ministro.

Por medallas que no quede. Qué puede agradar más a un político que ser cubierto de medallas, aunque sean conmemorativas y todas del mismo.

Los valores del Papa son los mismos que los de Sánchez, acabáramos

Lo que va disfrutar el ministro leyendo encíclicas. Estaba allí la ex ministra Celaá, jubilada por Sánchez hace ahora un año y repescada como embajadora. Tan conmovida ella como Bolaños, que sólo necesitó hablar una hora con el Papa -o confesarse, yo ya no sé- para concluir que es un hombre bueno.

Qué digo bueno, incluso muy bueno. Y la prueba de que lo es… es que sus valores son los mismos que los de Sánchez, acabáramos.

Dale una legislatura más a Sánchez y hace de España un estado confesional

Dale una legislatura más a Sánchez y hace de España un estado confesional. No hace ni una semana estaba el PSOE quemando en la hoguera al obispo de Huelva por sugerir a quien hay que votar el domingo.

Ayer pudo haberle chivado el ministro al Papa lo disgustados que están en su partido pero prefirió exponerle lo a gustito que están coincidiendo tantísimo con él y sus valores.

Confía, Juan, que las urnas caen en domingo y tenemos a Dios de nuestro lado

Hombre, ministro, igual el pareció a usted que coinciden muchísimo porque no le sacó a Francisco la nueva ley del aborto, por ejemplo. O la educación sexual en los colegios. La ley trans. O qué le digo yo, la igualdad del hombre y la mujer en las instituciones religiosas. O el patriarcado. O el matrimonio homosexual. De la adopción, ni hablamos.

Digamos que todo eso el Papa no lo ve como derechos sociales. Por más azafrán, más aceite y más plátanos que usted le regale. Pero, bueno, confía, Juan, que las urnas caen en domingo y tenemos a Dios de nuestro lado.

El fantasma de Ayuso en el debate andaluz

El debate de anoche entre los aspirantes a presidir la Junta de Andalucía -cinco aspirantes y sólo uno con opciones reales de hacerlo- discurrió entre lugares comunes, imputaciones previsibles y alusiones a Madrid. Los candidatos de la izquierda se empearon en lancear al fantasma de Isabel Díaz Ayuso, que no estaba allí pero como si estuviera. Venga a preguntarle a Moreno si entonces su plan es hacer en Andalucía todo lo que Ayuso hace en Madrid.

El plan de Moreno es hacer lo que hizo Ayuso en su investidura: amarrar los síes que necesita -si es con Vox, con Vox- y gobernar en solitario

En rigor, el plan de Moreno es hacer lo que hizo Ayuso en su investidura: amarrar los síes que necesita -si es con Vox, con Vox- y gobernar en solitario. Moreno rogó a sus opositores que le reconocieran algo que haya hecho bien, porque no todo lo puede haber hecho mal. Y ahí estuvo rápido Espadas al invitarle a que él diga algo que haya hecho bien Pedro Sánchez.

Bien es verdad que Espadas se empeñó en colgarle tantas medallas a su jefe de Madrid que acabó por atribuirle cualquier cosa positiva que haya sucedido en Andalucía porque el dinero, dice, lo ha puesto Sánchez.

Sánchez no es Santa Claus, por más que Espadas, obligado a creer en los milagros, quiera verlo subido a un trineo

A ver, el dinero no lo pone Sánchez. Él lo recauda y lo reparte. No es Santa Claus, por más que Espadas, obligado a creer en los milagros, quiera verlo subido a un trineo. Tantas veces le dijo a Moreno que ha dispuesto de más fondos públicos que ningún otro presidente de la Junta y tantas veces pasó por alto que a Sánchez le sucede lo mismo: nunca un presidente dispuso de tantos fondos europeos para repartir sin consultar con nadie.

El debate lo ganaron lo ganaron Ayuso, por incomparecencia, y Sánchez, por la devoción que le demostró Espadas

Dio para poco sólido el debate. Lo ganaron Ayuso, por incomparecencia, y Sánchez, por la devoción casi vaticana que le demostró Espadas.

Moreno jugó a amarrar, Olona a hacerse notar, Nieto y Rodríguez a decir las mismas cosas para que el personal votante aún tenga más difícil distinguir una coalición de izquierdas de la otra, y Marín jugó a recordarle a los votantes que él también se presenta. Que Ciudadanos, como Teruel, existe. Ya existe poco, a juzgar por las encuestas, pero aún palpita.

Susana Díaz aún podría tener mejores resultados que Espadas. Del calvario del domingo por la noche no va a librar a Pedro ni el Papa.

Y de las encuestas, qué quiere que le diga. Que esta vez hay unanimidad en atribuirle a Moreno no sólo la victoria, sino la única posibilidad de que prospere una investidura. La campaña, según Tezanos, ha hecho crecer el respaldo al actual presidente autonómico y ha hecho menguar las expectativas del PSOE.

Susana Díaz aún podría tener mejores resultados que Espadas. El desquite póstumo de la baronesa caída. Del calvario del domingo por la noche no va a librar a Pedro ni el Papa.