Presidenta del Parlament de Cataluña

Laura Borràs, a un paso de ir a juicio por presunto fraude administrativo

La justicia ha dejado a un paso de juicio a la presidenta del Parlament de Cataluña por favorecer a un amigo cuando estaba al frente del Institut de les Lletres Catalanes.

ondacero.es | Agencias

Madrid | 14.03.2022 15:32

Laura Borrás, durante una comparecencia
Laura Borrás, durante una comparecencia | Efe

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha asegurado que ve "indicios suficientemente sólidos" para juzgar a la actual presidenta del Parlament de Cataluña, Laura Borràs, por presunto fraude administrativo cuando era directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

El magistrado instructor ha dado por finalizada la instrucción y ha dado traslado al Ministerio Fiscal para que presente el escrito de acusación o la petición de archivo del procedimiento de Borràs y otras tres personas en un plazo de diez días.

El TSJC las acusa de presunto delito continuado de prevaricación administrativa, fraude administrativo, falsedad en documento mercantil y delito continuado de malversación de caudales públicos.

El magistrado ha asegurado que, una vez terminada la instrucción, "el resultado de las diferentes diligencias permite apreciar como hechos indiciariamente acreditados" que constituirían dichos delitos. Ha explicado que Borràs fue nombrada directora de ILC el 15 de enero de 2013, y que entre marzo de 2013 y febrero de 2017, la ILC adjudicó por medio de su directora 18 contratos menores relativos a la programación y mantenimiento del portal web de la institución.

El juez ha detallado que seis de los contratos fueron adjudicados a Isaías H. -por un importe global de 112.503,50 euros- otros seis a Xarxa Integral -por 101.035 euros en total- tres a Freelance -por 54.437,90 euros en total- y otros tres a APMG&CE SL -por 21.175 euros- Andreu P.M. -por 20.025,50 euros- y Smartcooper -por 21.265,75 euros-.

"La contratación subió a un total de 330.442,65 euros, de los cuales la ILC por sí misma o a través del ICO satisfizo 309.176,90 euros", ha añadido, y ha explicado que Borràs intervino en todos los contratos proponiendo la contratación, acordando la adjudicación, aprobando los gastos, certificando la ejecución del servicio con la factura correspondiente y autorizando el pago.

Asimismo, el magistrado ha apuntado que Borràs presuntamente abusó de las funciones como directora de ILC "dictando resoluciones injustas", siendo consciente de que las adjudicaciones entraban en contradicción con las exigencias de la legislación reguladora de los contratos del sector público, favoreciendo los intereses de Isaías H., en detrimento de la defensa de los intereses generales. También ha explicado que la comunicación por correo electrónico entre Borràs y Isaías H. "son indicios suficientemente sólidos de la concertación entre ellos dos para defraudar a la ILC".