ENTREVISTA CON CARLOS ALSINA

Los epidemiólogos exigen "prudencia" y continuar con la vacunación masiva ante la nueva variante Ómicron

El epidemiólogo Antoni Trilla explica en 'Más de uno' cuáles pueden ser las consecuencias de la nueva variante Ómicron y hace un llamamiento para que todos los que no estén vacunados lo hagan cuanto antes.

ondacero.es

Madrid | 29.11.2021 09:50

Ante la aparición de la nueva variante de la Covid-19 bautizada por la comunidad científica como 'Ómicron' y surgida en Sudáfrica, numerosos países han suspendido los vuelos con origen y destino con este país para evitar su propagación. Esta medida de "exceso de prudencia", que afecta negativamente a los países involucrados, puede retrasar la diseminación de esta variante en otros países y permite ganar algo de tiempo, pero "las fronteras son muy porosas", advierte Antoni Trilla en 'Más de uno', epidemiólogo del Hospital Clínic y catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Barcelona.

¿En qué consiste ahora el trabajo de los científicos?

Los epidemiólogos exigen un plazo de dos o tres semanas para comprobar si la variante Ómicron es más contagiosa o no que las anteriores, si es resistente a las vacunas actuales o si causa mayores daños. En este periodo de tiempo, los científicos tienen que realizar un trabajo que se puede dividir en dos fases:

  • Por un lado, los virólogos e inmunólogos tienen que trabajar en el laboratorio con este virus. Allí, comprueban si los anticuerpos y las vacunas funcionan mejor o peor con esta variante.

  • Por otro lado, los epidemiólogos trabajan con los pacientes comprobando que esos datos recogidos en el laboratorio tienen su efecto en la realidad. "Parece que las vacunas pueden seguir protegiéndonos, aunque haya una pequeña pérdida de protección, porque lo más importante de las vacunas es su protección en los casos más graves de la enfermedad", aclara el epidemiólogo.

¿Es más o menos transmisible?

La transmisión de la nueva variante depende de las condiciones donde se han producido los primeros brotes en Sudáfrica. A partir de los casos que se puedan detectar, hay que analizar qué capacidad de transmisión tiene.

¿Tendrá consecuencias más graves para la salud?

Una de las incógnitas más importantes son las consecuencias clínicas de la infección por la variante Ómicron. Para las personas inmunodeprimidas o con más vulnerables, esta variante supondrá un alto riesgo igual que ya lo supone la actuales cepas.

Sin embargo, no será igual si para la población general vacunada tiene riesgos leves o se manifiesta de una forma más grave. "Todavía no sabemos qué riesgos conlleva, hay que esperar a tener los análisis de laboratorio para comprender a qué nos estamos enfrentando potencialmente", sostiene Antoni.

¿Hemos alcanzado la inmunidad de grupo en España?

A pesar de que el 90% de la población española está vacunada con la pauta completa, el epidemiólogo sostiene que "no hemos alcanzado la inmunidad de grupo" debido a dos circunstancias que "hacen prácticamente imposible que lleguemos a la inmunidad total":

  • Las vacunas actuales no protegen suficientemene bien del contagio; nos podemos seguir contagiando a pesar de estar vacunados
  • La introducción de nuevas variantes constantemente hace que haya población susceptible

¿Qué podemos hacer para evitar contagiarnos?

Por ello, únicamente con las vacunas "va a ser muy difícil controlar la enfermedad", pero eso no quita que la vacunación no sea lo más importante. En este sentido, Antoni hace un llamamiento para que la población se vacune: "Todo el mundo que no se haya vacunado, por favor, que lo considere".

Además, hay que intentar reducir el contagio, por lo que es necesario ser prudentes, usar la mascarilla, hacer uso de la ventilación en los espacios interiores y no tener mucha interacción social en los próximos días fuera de nuestros grupos más cercanos.