Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EDITORIAL | 18/06/2017

En 40 años de democracia el turismo ha cambiado mucho

Amigos de Gente Viajera, esta semana me he dado cuenta de que he sido una privilegiada entre la mayoría de los muchos españoles que apostamos por la democracia hace 40 años, que no sabíamos dónde nos dirigíamos, pero sabíamos de donde queríamos huir.

Esther Eiros | Madrid | 18/06/2017

Esther Eiros, directora de Gente Viajera

Esther Eiros, directora de Gente Viajera / ondacero.es

Algunos lo hicimos cinco años antes de que un hombre llamado Adolfo Suárez se dejara media vida en encontrar para España una política democrática que hiciera olvidar a nuestros abuelos y a nuestros padres. Una contienda que terminó con la vida de muchos españoles que lo único que perseguían es que se les reconociera el derecho a la libertad y el poder disfrutar de una vida digna promovida por una política igualitaria sin exclusiones, y que aquellos que se vieron obligados a huir pudieran volver a su país para volver a empezar sin rencor una vida nueva.

Me siento privilegiada, digo, porque pude mirarlo a los ojos más de un día cuando estaba en su recta final, donde siempre pierden los que más ponen. Por eso creo particularmente que los españoles de a pie le debemos un gran abrazo de agradecimiento a Adolfo Suárez.

Sin embargo la política de hoy día, con cuarenta años de democracia a la espalda demuestra,-y la historia se repite- muestra un forma de ser y de convencer pobre, vengativa, sin programa, amparados en lo muchos que sufrieron nuestros padres y que algunos jóvenes y no tan jóvenes procurarán desvirtuar cada día obligados, según ellos, a defender lo indefendible: una guerra entre hermanos, entre ciudadanos. A sabiendas que su mensaje si no lo cambian no avanza, cada vez llega menos al corazón de la gente de buena voluntad.

Celebremos pues los cuarenta años de Democracia, y confiemos en esos Partidos Constitucionales que se han dejado mucho en el camino durante más de 138 años, y en aquellos que llegan con ganas de ayudar a mejorar la vida de los que más lo necesitan, y no sólo a tratar de ordenarnos la vida para su interés personal.

Cuánto ha cambiado el turismo en los últimos 40 años. Hoy día el turismo se ha convertido en nuestro país en “el Dorado”, pero nos exige a cambio un trabajo continuo que demuestre que el Sol de Miró, que definió el turismo en nuestro país durante muchas décadas, sigue luciendo para todos los españoles que quieran luchar por una industria que no nos defrauda nunca.

Como dijo el Ministro Álvaro Nadal: “El futuro de la economía y de España, pasa por turismo”. Celebrémoslo yendo de TAPAS, ya que el pasado día 15 el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a través de Turespaña ha impulsado la celebración del día Mundial de la Tapa en 32 países, entre los que se encuentra España excelentemente posicionada. Decía Rafael Ansón esta semana: “Vamos a conseguir redondear la cifra de 15 millones de viajeros que nos visitan para disfrutar de nuestra gastronomía”.