VACUNA CONTRA LA COVID

Tercera dosis de la vacuna contra la covid: ¿Por qué tiene peores efectos secundarios?

Algunas personas han experimentado reacciones más adversas tras recibir la tercera dosis que con las dosis anteriores. ¿Por qué sienta peor? Aquí te lo explicamos.

ondacero.es

Madrid | 23.01.2022 14:43

Vacuna contra el coronavirus
Vacuna contra el coronavirus | EFE

El Ministerio de Sanidad autorizó el pasado 13 de enero la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus para todos los mayores de 18 años y muchas personas ya han acudido a vacunarse para protegerse de la variante ómicron.

Las Comunidades han comenzado a inmunizar a este grupo población ante el aumento de contagios de las últimas semanas. Además, la Comisión de Salud Pública aprobó reducir de seis a cinco meses el intervalo entre la pauta completa y la dosis de refuerzo.

Esto implica que una gran parte de la población recibirá la tercera dosis en los próximos días y una de las dudas más frecuentes es si los efectos secundarios serán más acusados que en las anteriores dosis.

Efectos secundarios más frecuentes

Estos son los efectos secundarios más frecuentes que se pueden tener tras recibir la vacuna contra el Covid-19, según la CDC.

  • Dolor en el brazo donde hemos recibido la inyección, enrojecimiento e hinchazón.
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Náuseas

¿Por qué sienta peor la tercera dosis?

En el caso de la dosis de refuerzo, que será de Pfizer o Moderna, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han señalado que los efectos secundarios tras la vacunación son similares a las dos primeras dosis. Sin embargo, muchas personas están experimentando una reacción más fuerte, y esto, según explica a NIUS el inmunólogo José Gómez Rial, se debe a que se está "administrando una nueva dosis cuando aún tenemos una inmunidad potente de las otras dos anteriores".

Así, algunos expertos apuntan a que sufrir efectos secundarios más acentuados tras recibir la tercera dosis se debe a una sobreestimulación del sistema inmunológico. Sin embargo, estas reacciones adversas no suelen ser muy duraderas. Suelen durar entre 24 o 48 horas y, como en el caso de las dosis anteriores, se pueden aliviar los síntomas con medicamentos como el paracetamol o el ibuprofeno.