Mundo

Biden sobre el control de armas: "Debemos adoptar más acciones"

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha condenado el tiroteo registrado en el Walmart de la población de Chesapeake, Virginia y asegura que se deben adoptar más acciones para el control de armas de fuego en el país.

ondacero.es | Agencias

Madrid | 23.11.2022 20:20

El presidente de EE.UU., Joe Biden, en una fotografía de archivo
El presidente de EE.UU., Joe Biden, en una fotografía de archivo | EFE/Jim Lo Scalzo/Pool

El presidente de EE.UU, Joe Biden, ha asegurado que se deben adoptar más acciones para el control de las armas de fuego en el país, después del tiroteo sufrido en un supermercado de Virginia donde seis personas murieron por disparos de un empleado que acabó suicidándose.

Este año firmé la reforma de armas más significativa en una generación, pero claramente no es suficiente

"Debemos adoptar más acciones", ha asegurado Biden. Ha recordado que este jueves se celebra Acción de Gracias, la mayor festividad del año en EE.UU., pero que, debido a otro acto de violencia "horrible y sin sentido", habrá sillas vacías en más mesas en el país.

"También lloramos por todos aquellos en EE.UU. que han perdido a sus seres queridos en estos tiroteos trágicos ante los que debemos unirnos como nación", afirma.

El Congreso aprobó aumentar el control sobre las armas de fuego

El pasado mes de junio el Congreso aprobó aumentar el control sobre las armas de fuego, después de que en mayo 19 niños y dos profesoras fallecieran en un tiroteo en una escuela de primaria en Uvalde, en Texas, y otras 10 murieran en un ataque con motivaciones racistas en Buffalo, Nueva York.

La nueva ley, firmada por Biden, incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años y extiende a todo el país las llamadas normas de "alerta de peligro" ("Red Flag"), que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

Se pretende acabar además con lo que se conoce como "el vacío legal del novio", por el que hasta ahora si alguien era acusado de violencia doméstica sin estar casado se le dejaba seguir teniendo armas en propiedad, algo que no ocurre en el caso de las personas casadas.