REFORMA EN 2019

Pablo Iglesias e Irene Montero se habrían ahorrado impuestos al no notificar todas las obras de la reforma de su chalet

Pablo Iglesias e Irene Montero realizaron obras en su chalet de Galapagar y no notificaron el precio total de las mismas para ahorrarse impuestos

ondacero.es

Madrid | 15.04.2021 11:25 (Publicado 15.04.2021 11:02)

Pablo Iglesias e Irene Montero en una imagen de archivo en el Congreso
Pablo Iglesias e Irene Montero en una imagen de archivo en el Congreso | EFE

El diario 'El Confidencial' ha publicado que el exvicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, realizaron una reforma en su chalet de Galapagar en 2019, pero no declararon al ayuntamiento todas las obras, ahorrándose impuestos.

Las obras se presupuestaron en 40.000 euros y solo declararon 13.055 euros

En estas segundas obras que realizaron en 2019, los políticos, que son pareja y tienen tres hijos en común, convirtieron el garaje en una tercera habitación y se construyeron una barbacoa. El proyecto estaba presupuestado inicialmente en más de 40.000 euros, pero solo declararon al ayuntamiento de Galapagar trabajos por importe de 13.055 euros, ahorrándose así el pago de impuestos municipales.

Así aparece en la información presentada por Iglesias y Montero en el consistorio, a la que ha tenido acceso El Confidencial y con la que se demuestra que se habrían ahorrado impuestos en su reforma.

Las obras en el chalet comenzaron el 14 de junio de 2019, solo 10 días después de que Podemos adjudicara la reforma de su nueva sede de Ciudad Lineal (Madrid) por el doble del coste previsto. Las obras se prolongaron hasta finales del 2019 y y era la segunda realizada por la pareja tras comprar la vivienda en 2018 por 660.000 euros.

Las obras se realizaron para construir una barbacoa de ladrillo en el porche trasero, ampliar el camino de piedra natural de acceso al garaje, abrir una doble ventana en esa estancia, un tabique móvil, suelo radiante, muebles para hacer una biblioteca, instalación eléctrica y quitar la depuradora de la piscina del sótano para transformar esa parte de la casa en un gimnasio personal para Iglesias.

Para esta reforma, Iglesias y Montero decidieron recurrir al mismo arquitecto que redactó en 2002 el proyecto original de la vivienda y con el que también contaron para las obras de 2018. Los dirigentes de Podemos decidieron notificar al consistorio tan solo una tercera parte del importe total de las obras, 40.000 euros.

Estos hechos serían constitutivos de una presunta infracción administrativa.