Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LLAMA A QUE NO SE CONVIERTAN EN UNA "FRANQUICIA DE VOX"

Lastra pide "moderación" al PP para evitar la "destrucción" del partido

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha pedido al PP mayor "moderación" en su posición política para evitar la "destrucción de su partido y la radicalización de una sociedad que va a acabar votando a la ultraderecha" si continúa su deriva.

EFE
 |  Madrid | 11/01/2020

Lastra ha participado en un acto del partido en Santiago de Compostela, desde donde ha apelado a los populares para que no se conviertan en una "franquicia de VOX" y para que desempeñen un papel de "oposición leal y constructiva" al nuevo Gobierno socialista que presidirá Pedro Sánchez.

La otra alternativa es "dejarse arrastrar" por el "discurso neofranquista" de esta fuerza de ultraderecha y "poner en riesgo todo lo que hemos construido durante 40 años" de historia democrática en España, ha advertido la dirigente socialista.

"El PP tiene entre sus filas y entre sus votantes a muchas personas que son verdaderamente demócratas y que están horrorizadas con esos pactos que están haciendo", ha agregado Lastra, que ha aludido a distintas posiciones de los Gobiernos regionales de Andalucía o Madrid en cuestiones como la violencia de género o la igualdad social.

Frente a las coaliciones de derechas, ha sostenido Lastra, habrá un Gobierno progresista que "ya está siendo celebrado por el resto de la Unión Europea pero sobre todo por los ciudadanos españoles" y que está -ha manifestado- trabajando por "abrir el camino frente a todos los problemas que tiene este país".

"No lo vamos a hacer solos", ha añadido, para mencionar que cuentan con el apoyo de la "mayoría social", el cual ha pronosticado que crecerá tan pronto puedan reflejar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) medidas como una nueva subida del salario mínimo interprofesional (SMI), de las pensiones, la aprobación de un estatuto de los consumidores electrointensivos o planes contra el cambio climático.

"Somos 120 diputados, pero muy buenos. Si con 84 éramos capaces de hacer muchas cosas, imaginaos con los 120 que somos ahora", ha terciado la portavoz socialista en el Congreso, que ha reiterado su convicción en "el poder transformador de la política" en favor del "bien común".

"No nos van a amedrentar", ha sentenciado Lastra, en referencia a los ataques recibidos por parte de una derecha "crispada" y "encolerizada" con motivo de la investidura, a la que ha recomendado aceptar el resultado de las elecciones y dejar de actuar "como si el poder en este país fuese suyo".

La vicesecretaria general del PSOE ha ironizado con que "no les queda nada" que aguantar a los partidos de la oposición durante esta legislatura, en la que la receta de los socialistas será "defender la política y defender el diálogo" a pesar de todos los intentos que prevén que llegarán de frenar sus medidas.

Adriana Lastra ha intervenido después de que el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, la felicitase a ella y a la dirección federal del partido por haber logrado investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y conseguir que el PSOE vuelva a ser un partido mayoritario en España.

Caballero se ha mostrado muy optimista de cara al devenir de esta legislatura tras “meses de mucha batalla política y de muchas dificultades” y ha destacado que el nuevo Gobierno garantizará “la igualdad y el derecho de todos a vivir en un modelo de convivencia pacífica y tolerante”, que respete la “diversidad de España”, siempre dentro del marco constitucional.

Así pues, ha apuntado que solo cabe “seguir trabajando” en aras del progreso social y ha rechazado de pleno la “estrategia de confrontación” marcada por las derechas y que encarna a la perfección el discurso “xenófobo, retrógrado, machista, demagógico, falaz y populista” del líder de VOX, Santiago Abascal, en el pasado debate de investidura.