Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

después de que este haya procesado a 25 personas por el "procés"

La Fiscalía pide detener a Rovira, Puigdemont y otros cuatro huidos de España

La Fiscalía ha pedido al juez del Supremo que solicite la detención internacional de la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la euroorden para otros cinco implicados en el proceso soberanista catalán que han huido de la Justicia, entre ellos el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

EFE | Madrid
| 23/03/2018
Puigdemont con Marta Rovira en Bruselas

Puigdemont con Marta Rovira en Bruselas / EFE

Fuentes fiscales han informado de que la Fiscalía ha hecho esta petición al juez Pablo Llarena después de que este haya procesado a 25 personas por el "procés" y han precisado que, de momento, no se ha solicitado el arresto de la exdiputada de la CUP Anna Gabriel.

En el caso de Rovira, se ha solicitado una orden de detención internacional ante la sospecha de que no esté en un país sujeto a la euroorden. En el de los otros cinco, la Fiscalía pide que se reactive la orden de detención europea. Además de Rovira, los seis dirigentes del proceso soberanista huidos son: Carles Puidemont (Bélgica), Antoni Comín (Bélgica), Meritxell Serret (Bélgica), Lluís Puig (Bélgica), Clara Ponsatí (Escocia) y Anna Gabriel (Suiza).

La Fiscalía, por el momento, ha preferido no solicitar el arresto de Gabriel, a quien el juez solo ha procesado por desobediencia, un delito que no lleva aparejada pena de prisión.

El magistrado ha apuntado a lo largo de la instrucción su preferencia por no dictar la orden internacional de detención contra Puigdemont y los otros hasta no tener bien sustentadas las imputaciones y los indicios en un auto de procesamiento, que hoy ya ha dictado.

Tanto a Rovira como a los cinco exmiembros del Govern que se encuentran huidos les atribuye delitos de rebelión, que llevan aparejadas penas de prisión de hasta 25 años de cárcel.