Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ANUNCIAN ACCIONES LEGALES

Enfermeros en pie de guerra con Educación por impedir su entrada en los colegios

El primer ayuntamiento que ha puesto el grito en el cielo, ha sido Onda. Su alcaldesa, Carmina Ballester, considera que esta figura es especialmente fundamental en tiempos de pandemia y pide a la Generalitat que reconsidere la decisión.

ondacero.es
  Castellón | 16/09/2020
Enfermera escolar

Enfermera escolar / Satse

La reivindicación de la enfermera escolar, una demanda que padres y madres han elevado a la consellería de Educación para una vuelta a las aulas segura en tiempos de covid, enfrenta a ayuntamientos y al colegio de Enfermería de Castellón con la Generalitat. La consellería de Educación, recomienda en sus directrices evitar la entrada al centro de cualquier personal ajeno a su departamento para garantizar la trazabilidad y minimizar los riesgos. Este parámetro afecta a los 14 enfermeros que ejercen su labor, algunos desde hace 12 años como es el caso de Benicasim, en 14 centros educativos de la provincia.

El primer ayuntamiento que ha puesto el grito en el cielo, ha sido Onda. Su alcaldesa, Carmina Ballester, considera que esta figura es especialmente fundamental en tiempos de pandemia y pide a la Generalitat que reconsidere la decisión.

La consellería a insta a que se mantenga este servicio pero en dependencias municipales. Una solución poco eficaz que no gusta a los padres que piden que los sanitarios estén dentro del centro porque los profesores no cuentan con esta capacitación.

El colegio de Enfermería de Castellón, critica la actitud de consellería porque dice, que esconde un fondo político. El presidente del colegio de Enfermería, Francisco Pareja, anuncia acciones contra esta decisión que considera irresponsable. Los enfermeros se sienten molestos por ser señalados como foco de contagio y aseguran que si se rompe una instalación en el centro también entrará personal externo y esto nadie lo cuestiona.