Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Coronavirus

El IMAS y Salud aislarán a positivos asintomáticos de residencias en un nuevo centro "para rebajar la tensión"

Un nuevo hotel, en Playa de Palma, se habilitará para acoger a personas que no pueden cumplir el aislamiento en sus domicilios

Europa Press
 |  Islas Baleares | 08/09/2020
Residencia de Mayores

Residencia de Mayores / Onda Cero

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) y la Conselleria de Salud concentrarán a residentes con contagio positivo pero asintomáticos y habilitará a este fin una residencia recién habilitada con 150 plazas y reorganizará espacios en las residencias en que sea posible con el objetivo de "rebajar la tensión y la carga de trabajo de los centros".

Así lo han anunciado en una rueda de prensa el presidente del IMAS, Javier de Juan, y la consellera de Salud, Patricia Gómez, en la que han presentado la situación actual en las residencias de personas mayores y de personas con discapacidad.

Además, han añadido, se van a contratar grupos de enfermeras expertas para que colaboren en la vigilancia activa de residentes afectados, positivos o contactos estrechos.

Gómez ha recalcado que el objetivo de las estrategias coordinadas entre Salud y el IMAS es tratar de "blindar" las residencias y los centros de personas con discapacidad para evitar la propagación del virus.

Por otra parte, según han añadido, se va a habilitar un hotel, probablemente en Playa de Palma, para positivos de personas que no puedan realizar el aislamiento en su domicilio, ya sea porque no tienen domicilio o porque no es posible realizar la cuarentena con garantías. Esta infraestructura, dotada con 160 camas, se sumaría al hotel Palma Bay, habilitado para las mismas circunstancias.

Además, en la línea de colaboración entre Salud y el IMAS y con el objetivo de conocer la situación real de la pandemia en las residencias, se está fijando un calendario de cribados masivos que se realizarían aproximadamente una vez al mes "para saber el nivel de afectación de cada uno de los centros".

En este sentido, está previsto llegar a unos 3.500 usuarios y algo más de 3.000 trabajadores. En la primera ola, han apuntado, se hicieron pruebas a más 10.000 usuarios y profesionales y en la segunda ola se han hecho 3.625 pruebas entre usuarios y profesionales.

Según han señalado, el cribado será aprovechado para desarrollar una formación conjunta entre Salud y los servicios sociales del Consell de Mallorca para recordar los protocolos preventivos en las residencias de personas mayores.

De Juan ha señalado que por el momento no está previsto volver a restringir las visitas porque no se han detectado contagios en este contexto porque se dan "en un entorno controlado" aunque sí se mantiene la limitación en cuanto a las salidas de usuarios.

El presidente del IMAS ha explicado que otro foco importante de atención son los trabajadores, ya que los centros no son "centros aislados" del exterior.

Por otra parte, la consellera de Salud ha reconocido que poco a poco la incidencia acumulada va disminuyendo -según el Ministerio de Sanidad, este lunes se situaba en 169 casos por cada 100.000 habitantes- pero ha advertido que la tasa de positividad sigue en torno al 10 por ciento por lo que no se puede decir que se esté "doblegando la curva".