Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 5 | LAS PALMAS 2-0 SEVILLA

Las Palmas gana con claridad a un Sevilla que se queda colista de la Liga

La UD Las Palmas, en una demostración de dominio de ambas áreas, aplicado en la propia y con máxima efectividad en la contraria, derrotó por 2-0 al Sevilla FC con un gol en cada tiempo, y deja una jornada más al conjunto hispalense como sorprendente colista.

Efe | Madrid | 24/09/2015

Los jugadores de Las Palmas celebran un gol ante el Sevilla

Los jugadores de Las Palmas celebran un gol ante el Sevilla / Efe

En su partido cien en Primera con el conjunto hispalense, Unai Emery renunció a las bandas para optar por los centímetros y el juego directo, con Immobile y Fernando Llorente como referencias, probablemente por el mal estado del campo.

La suplencia del isleño Vitolo fue toda una declaración de intenciones. Ante eso, Las Palmas opuso resistencia, con mucho trabajo aéreo para los centrales, y se preocupó sobre todo por no encajar gol e intentar aprovechar alguna ocasión, como luego sucedería, aunque le faltó profundidad por los costados ante la escasa aparición de sus laterales.

El primero en amenazar fue el Sevilla con una volea de Immobile y un disparo raso de Llorente que detuvo Varas, aunque la ocasión más clara fue un remate cruzado de Coke, después de que él mismo iniciara una combinación con Iborra y Llorente. Justo tras el susto visitante, Araujo encontró un hueco para meter el balón en el área, donde Roque ganó la posición a Trémoulinas y finalizó con un buen disparo raso junto al palo izquierdo de Sergio Rico.

Primer gol de Las Palmas en la máxima categoría en este estadio y anotado por el jugador más bajito del campo. El gol dio mayor tranquilidad al conjunto canario, que llegó al descanso con su mínima ventaja y la sensación de haber encontrado el escenario de partido que había diseñado.

Y como el registro del choque no cambiaba tras el descanso, Emery decidió cambiar de plan. Metió primero a Gameiro -partido 100 también como sevillista- y después a José Antonio Reyes, cuando Las Palmas seguía exhibiendo un enorme trabajo defensivo y, además, con ocasiones, como una de Jonathan

Viera tras galopada de David Simón. Una de las ovaciones de la noche se la llevó Vitolo cuando Emery recordó que el fútbol también se juega con extremos, incluso en campos deteriorados. Pero ni la entrada del canario mejoró las prestaciones de un Sevilla que solo estuvo cerca del empate a balón parado, en un cabezazo de Kolodziejczak tras un saque de esquina de Reyes, y otro que remató Krychowiak y golpeó en un compañero.

El choque terminó de definirse tras un despiste defensivo sevillista al dejar que Araujo ganara el balón en el área y permitirle centrar con comodidad para que el paraguayo Antolín Alcaraz cabeceara el segundo a la red.

Los de Nervión, a la desesperada, seguían sin puntería en la estrategia, con cabezazos desviados, así como una gran parada de Javi Varas a Coke, y terminaron claudicando ante el mayor nivel de efectividad del equipo canario. Declaró Emery antes del partido que la clasificación estaba como para no mirarla. Tras la derrota de hoy, el técnico guipuzcoano tardará al menos cuatro días más en consultarla.