Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PUEDO OPINAR Y OPINO

Ónega, sobre el rechazo de Sánchez a Guaidó: "Esperemos que no sea el primer síntoma de la política bolivariana en España"

En vísperas, creo que no. Estamos ante la confirmación de ese giro. Recordemos una foto de hace un año. La Secretaría de Estado de Comunicación difundió una foto de Pedro Sánchez, paseando por la nieve de Davos y pegado a un teléfono. ¿Con quién hablaba? ¡Con Guaidó! ¿Y qué le decía el presidente español? Que Guaidó contaba con su apoyo como presidente encargado de Venezuela.

Fernando Ónega
 |  Madrid | 24/01/2020

¿Qué pasó desde entonces? Ciertamente, que Guaidó no ha sido un caso de éxito. Pero pasó, sobre todo, que Pedro Sánchez hizo coalición con Unidas Podemos y, por lo que se ve, ese pacto tiene cláusulas no escritas. Las simpatías de Podemos con el régimen de Maduro son evidentes y son las que en este momento dominan esa parte de la política exterior.

Se ha pasado de ver en Guaidó un líder que merece todo apoyo a verlo como un líder importante de la oposición. Se ha pasado de la foto solidaria al menosprecio de no recibirlo en Moncloa y reducir los honores a la ministra de Asuntos Exteriores, aunque Iglesias diga "nada menos que la ministra de Asuntos Exteriores".

Y se ha pasado a dar por bueno la satrapía de la policía de Maduro impidiendo el acceso de Guaidó a la Asamblea Nacional. Que al mismo tiempo Ábalos tenga un encuentro con la número dos de Maduro puede ser casual, admitámoslo así, pero en política pocas veces existen las casualidades. El cambio político es evidente. Esperemos que no sea el primer síntoma de que la política bolivariana se empieza a aplicar en nuestro país.