Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En San Antonio (Texas)

Un matrimonio muere al mismo tiempo mientras se sujetaban las manos el uno al otro

Después de 58 años de matrimonio, una pareja de San Antonio (Texas) murió uno al lado del otro, sujetando sus manos, tal y como informa la cadena estadounidense KTLA. La pareja se amó durante gran parte de su vida y dejaron este mundo como curiosamente adelantaron en vida: juntos.

ondacero.es | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 21:22 horas

Marido y mujer mueren sujetándose las manos

Marido y mujer mueren sujetándose las manos / antena3.com

"No puedo creer que haya pasado algo así. Este tipo de historias se suelen oír contadas por los demás, se ven en películas como 'El Diario de Noa'", ha explicado una de las hijas del matrimonio, Corina Martínez.

La pareja fallecida, George y Ora Lee Rodríguez, se conoció en San Antonio, mientras él trabajaba como ayudante del carnicero en el mercado local. Ambos no perdieron el tiempo y, estando en el instituto, comenzaron a salir. Se casaron, más tarde, después de que George completase su servicio militar y trajeron al mundo a tres hijos.

Según KTLA, a ambos se les diagnosticó demencia que, con el paso de los años, se agravó y continuó hasta que George sufrió un derrame cerebral. Su historia de amor terminó de una manera que jamás hubiesen imaginado.

Una semana después de celebrar el quincuagésimo octavo aniversario de boda, y mientras los dos dormían, George murió. Ora Lee lo hizo tres horas más tarde, mientras dormía sujetando la mano de su marido.

"Los encontramos aquí en casa, en sus camas de hospital, uno al lado del otro", ha asegurado su hija Corina, "estaban sujetándose las manos uno al otro".

Su otra hija, Georgia, afirmó que sus progenitores bromeaban diciendo que uno se llevaría al otro consigo al cielo. "Así ha pasado, jamás pensamos que se haría realidad, pero ha sido así".