Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Ha puesto en el punto de mira la importancia de aceptar las diferencias de los demás

El desgarrador mensaje de la madre de un niño con discapacidad conmociona las redes

Stacey Gagnon compartió en sus redes sociales una triste historia sobre su hijo Joel, que sufre una discapacidad cráneo-facial. El relato ha recibido miles de reacciones de los usuarios y ha puesto en el punto de mira la importancia de enseñar a los niños a aceptar las diferencias de los demás.

Redacción | Madrid
| 22/07/2017
Imagen de la publicación de Stacey Gagnon.

Imagen de la publicación de Stacey Gagnon. / Facebook de Stacey Gagnon

Stacey Gagnon y su marido tienen seis hijos, cuatro de ellos son adoptados y requieren de cuidados especiales. La estadounidense decidió compartir con los usuarios de las redes sociales la historia de su hijo Joel, que sufre una dispacidad cráneo-facial por la que nació con solo una oreja y con una estructura ósea incompleta y que le hace destacar en cualquier lugar.

"Hoy ha dolido". Así comenzaba Gagnon su publicación. En ella explicaba que aquel día acudió a la iglesia con su familia y llevó a sus pequeños a la zona de niños. A medida que entraban en la sala, todos los niños se quedaron en silencio mirando fijamente y apuntando a su hijo Joel, de 9 años, que solo tiene una oreja debido a su discapacidad.

"Sé que tiene un aspecto diferente, pero hoy ha dolido", escribió. "Me quedé en la puerta y vi como todos los niños miraban boquiabiertos y con los ojos como platos a mi hijo. Di un paso hacia delante y estuve a punto de dirigirme a toda la clase para hablarles de las diferencias; pero paré. Paré y miré al fondo de la sala, hacia donde mi hijo había huido para esconderse. Intentaba ocultar la cabeza con sus brazos porque no podía esconderse a plena luz. Me partió el corazón. Todos se mantuvieron en silencio mientras caminaba hacia Joel."

Gagnon lo cogió en brazos para llevárselo del horrible lugar y este dibujó 'Joel ama a Mamá' en la palma de la mano de su madre. En la publicación explicaba que le entraron ganas de llorar porque su hijo merece mucho más que miradas y dedos señalándole. A pesar de haber enseñado en otras ocasiones a niños a aceptar las diferencias, en aquel momento solo podía preocuparse por Joel.

Gagnon escribió que no era enfado lo que sentía en aquel momento y que no pensaba que aquellos niños fueran crueles. Simplemente no habían recibido otro tipo de educación. Así, aconsejó a otros padres que pudieran estar leyendo su publicación:

"Enseñad a vuestros hijos que mucha gente puede ser diferente. Mostradles imágenes de gente con rasgos físicos distintos. Explicadles que no está bien quedarse mirando a alguien que es diferente, que no está bien señalarlos. Enseñadles que mi niño es igual que el vuestro. Le gustan los camiones de Dodge Ram, jugar al Minecraft, y cavar en la tierra. Y sobre todo, no le gusta que la gente le mire o le señale porque no es como los demás. No creo que sea necesario recordarle esto todo el tiempo, es algo con lo que vive cada día."

"Mostradles fotos de personas de distinto color de piel, con ojos diferentes, con distintas habilidades para hablar, para andar, mostradles a personas en silla de ruedas. Mostradles a niños sin pelo, con una oreja, con un brazo. Enseñad a vuestros hijos que una bella persona se descubre con el corazón, no con los ojos".