Análisis en la revista 'Injury Prevention'

Los suicidios son el mayor problema de salud pública en Europa: por cada muerte hay 20 personas que lo intentan

El suicidio es el causante de más de 800.000 muertes al año en todo el mundo, una tendencia que no para de incrementar. El teléfono de la Esperanza ofrece ayuda de intervención en crisis emocional por llamada y personalmente: 717 003 717.

ondacero.es | Belén Gómez del Pino

Madrid | 17.08.2021 15:59 (Publicado 17.08.2021 13:30)

El número total de muertes por suicidio en el mundo ha aumentado en casi 20.000 en los últimos 30 años. A pesar de que las tasas de suicidio por edad han disminuido considerablemente durante este periodo, según un análisis de datos internacionales publicado en la revista 'Injury Prevention'. El envejecimiento de la población, el crecimiento demográfico y los cambios en la estructura de edad de la población, especialmente en las regiones de ingresos medios bajos y medios altos, han impulsado en gran medida estas cifras, afirman los investigadores.

A pesar de ser el causante de casi 800.000 muertes al año, el suicidio no ha recibido el nivel de atención que se presta a otros problemas de salud pública mundial, como el VIH/SIDA y el cáncer, afirman.

Para cambiar esta situación, los investigadores han estudiado las complejas relaciones entre el crecimiento de la población, la estructura de edad de la población, el nivel de ingresos, el sexo y las tasas de suicidio por edad para comprender mejor los cambios mundiales en las tasas de suicidio y las muertes en los últimos 30 años.

En España en 2019 se suicidaron 3.671 personas, sobre todo varones 30-39 años. Ahora las tentativas aumentan entre los jóvenes. El último año que se computa para las estadísticas es 2019 por lo que las cifras no acusan el impacto de la pandemia en la salud mental.

Por cada persona que se suicida hay 20 que lo intentan

"Todavía no se han determinado las razones del significativo descenso de las tasas de suicidio en todas las regiones con nivel de ingresos", escriben los investigadores, aunque los esfuerzos globales de la OMS y las Naciones Unidas para fomentar las iniciativas nacionales de prevención del suicidio podrían haber desempeñado un papel, sugieren.

Pero la contribución del crecimiento de la población debería ser motivo de preocupación en vista de las proyecciones demográficas mundiales en los países de bajos ingresos, añaden. El África subsahariana y Asia central y meridional representarán más del 75% de los 2.000 millones adicionales de crecimiento demográfico mundial entre 2019 y 2050.

El número total de muertes por suicidio aumentó en 19.897, pasando de 738.799 en 1990 a 758.696 en 2019, y el aumento más pronunciado se produjo en los países de ingresos medios bajos, donde el número de muertes aumentó en 72.550, pasando de 232.340 a 304.890.

Los principales contribuyentes a este aumento fueron el crecimiento de la población, seguido de los cambios en la estructura por edades de la población. Pero estos efectos se vieron compensados por la importante reducción de las tasas de suicidio por edad, que fue el principal motor de la disminución de las tasas de suicidio, compensando el efecto de los cambios en la estructura de edad de la población. Una tendencia que se observó en las regiones de ingresos medios y altos, lo que refleja el efecto global del envejecimiento de la población, dicen los investigadores.

El riesgo de suicidio aumenta con la edad. Sin embargo, en edades tempranas el riesgo de suicidio está en aumento. Las víctimas duplican a las de accidentes de tráfico, superan en once veces a los homicidios y en ochenta a los de violencia de género.

Así es el perfil del suicida

Las pruebas científicas indican que por cada persona que muere por suicidio hay 20 personas que lo intentan. Esta proporción varía ampliamente según el país, la región, el sexo, la edad y el método empleado.

Las tasas de suicidio son más altas entre los mayores de 70 años en casi todas las regiones del mundo, por ello los países pueden tener dificultades para invertir la tendencia de las muertes por suicidio, aunque crecen en todos los rangos de edad, sobre todo en los países de renta media baja y entre la población masculina, fallecen el triple de hombres que de mujeres.

La conducta suicida incluye el suicidio consumado que hace referencia al acto autolesivo intencionado con resultado de muerte y el intento de suicidio, el acto autolesivo con intención de provocar la muerte, pero que finalmente no resulta mortal. Un intento de suicidio puede dar lugar a lesiones, pero no necesariamente.

Algunas de las causas del suicidio

La conducta suicida suele ser el resultado de la interacción de varios factores. El factor más frecuente que contribuye al comportamiento suicida es la depresión, está involucrada en más del 50% de los intentos de suicidio y en un porcentaje aún mayor de suicidios consumados. La depresión puede ocurrir de forma inesperada, estar desencadenada por una pérdida reciente u otro evento perturbador o ser consecuencia de una combinación de factores.

También las experiencias traumáticas de la infancia, incluyendo el abuso físico y sexual, aumentan el riesgo de intento de suicidio; el consumo de alcohol puede agravar un cuadro depresivo, además disminuye la capacidad de autocontrol. Cerca del 30% de las personas que llevaron a cabo tentativas de suicidio consumieron previamente alcohol y cerca de la mitad de estas personas estaban intoxicadas en ese momento.

Casi todos los demás trastornos de la salud mental también se asocian a un mayor riesgo de suicidio.

Ayuda para los afectados

Twitter se implica contra el suicidio. Si tecleas en su buscador la palabra 'suicidio' o similar, aparece una alerta con el contacto de ayuda del Teléfono de la Esperanza. En concreto la red social deja este mensaje para las búsquedas relacionadas con la palabra:

Te podemos ayudar. No estás solo. Si tú o alguien que conoces está pasando por un mal momento, nuestro socio @Tel_Esperanza puede ayudar:

  • Llama: 717 003 717
  • Email: prevencionsuicidio@telefonodelaesperanza.org
  • Visita: www.telefonodelaesperanza.org/