Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Querían regresar a casa

Alrededor de 800 mujeres extranjeras que se habían unido a Daesh se entregan junto a sus hijos en el norte de Siria

Las detenciones se han realizado sin violencia alguna y el episodio se ha parecido más a una entrega que a un arresto en masa, por lo que Human Rights Watch (HRW) pide la consideración de los gobiernos de procedencia: "Los niños no han cometido ningún delito, son víctimas de la guerra".

Agencias | Madrid | Actualizado el 16/07/2018 a las 13:25 horas

Mujeres llevando burka

Mujeres llevando burka / Agencias

Hasta 800 mujeres que se habían unido a la organización terrorista DAESH han sido detenidas sin oponer resistencia en las zonas del norte de Siria bajo control kurdo, según ha informado un experto en lucha antiterrorista de la ONG Human Rights Watch (HRW) al diario alemán 'Die Welt'.

Según el experto Nadim Houry, entre las detenidas hay 15 mujeres de nacionalidad alemana, con las que había hablado el pasado mes de enero. Las mujeres han sido detenidas junto a sus hijos en varios campamentos de la región.

Las detenidas proceden de 40 países distintos, entre ellos Canadá, Francia, Reino Unido y Australia, según Houry. "Estas mujeres se encuentran en una situación muy difícil", dijo. "Sus condiciones no eran para nada buenas, especialmente para los niños pequeños", ha dicho.

Las detenciones se han realizado sin violencia alguna y el episodio se ha parecido más a una entrega que a un arresto en masa. "Las mujeres querían regresar a casa, incluso si eso significaba tener que enfrentarse a un juicio", ha agregado Houry.

El experto de HRW ha pedido conmiseración a los gobiernos de los países de procedencia de las mujeres, especialmente para con los niños. "Los niños no han cometido ningún delito, son víctimas de la guerra y, a menudo, proceden de padres radicalizados", ha dicho.