Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Debate de investidura

Iglesias, a Rajoy: "Es mentira que vayan a combatir la corrupción porque ustedes son la corrupción"

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha comenzado intervención en el Congreso diciendo a Mariano Rajoy que "este debate no va a cambiar su suerte porque no va ser investido, ni hoy ni el viernes". Respecto a la posición de su partido, Iglesias ha sido claro al decir que "con ustedes no vamos a ir ni a la vuelta de la esquina porque somos su antagonista". El líder de la formación morada ha sido muy duro con Rivera, al que ha acusado de "perder la credibilidad" y de ser "humillado por Mariano Rajoy". Asimismo, Iglesias se ha ofrecido nuevamente a Pedro Sánchez para intentar una alternativa de Gobierno, "para enfrentar al PP y a sus políticas, nosotros somos de fiar".

EFE | Madrid | 31/08/2016

Pablo Iglesias, en la sesión de investidura de Rajoy

Pablo Iglesias, en la sesión de investidura de Rajoy / EFE

"Ya es hora de decidirse", le ha dicho Iglesias a Sánchez durante su intervención en el debate de investidura de Rajoy, en el que ha mostrado su orgullo de encabezar un partido del que nadie tiene dudas porque sabe que nunca favorecerá un Gobierno del PP.

Un Gobierno de Rajoy, según Iglesias, sería "un desastre" para la gente corriente", que es por la que Podemos ha llegado al Congreso, ha recordado.

Tras criticar duramente la gestión del PP, en un tono casi mitinero, y repasar recordar los recortes en sanidad, en educación o en derechos sociales, además del aumento de la desigualdad y la pobreza, Iglesias ha presumido de que su partido no tenga "hipotecas" ni ceda ante las presiones de las élites y los poderosos.

"A nosotros no se nos compra ni cedemos a las presiones de los poderosos y los asalariados".

Ha aprovechado también para mostrar toda su desconfianza ante las promesas del PP en materia de corrupción y las medidas que anuncia en su acuerdo con Ciudadanos. No se puede creer al PP, ha argumentado tras enfatizar: "Ustedes son la corrupción".

El pacto con C's, a juicio del secretario de Podemos, también "consolida y endurece" lo peor de las reformas laborales y renuncia a una reforma fiscal que mejore la progresividad y asegure recursos suficientes para cubrir los servicios públicos y revertir los recortes.

Y ha aprovechado también para arremeter contra el presidente de Ciudadanos tras advertir de que "la burbuja naranja se desinfla" y de que Albert Rivera prácticamente ha escrito su "epitafio", que podría decir: "Perdí la credibilidad por Dios y por España".

En opinión de Iglesias, Ciudadanos camina hacia el fin de su papel en la historia política para ocupar el lugar que le corresponde, que será similar al que ejerció el CDS de la última etapa de Adolfo Suárez, al que -ha recordado- tanto admira Rivera.

El líder de Podemos ha comparado al presidente de Ciudadanos con el "chicle de McGyver" (el conocido protagonista de una serie de televisión), pues "vale para todo", y de "marioneta gattopardiana" de las élites, una alusión a la novela de "El Gatopardo".

Ha sido después cuando Iglesias ha recordado Sánchez que ya le advirtió de los peligros de la "hipoteca naranja", en alusión a Ciudadanos, que han demostrado que no son "los socios más fiables ni leales".

"Me hago cargo, señor Sánchez, de que su posición es muy incomoda tras las elecciones del 20 de diciembre que cambiaron el sistema de partidos y obligaron a su partido a elegir entre el PP y nosotros", ha continuado Iglesias al dirigirse al secretario general del PSOE.

Ha elogiado que Sánchez a pesar de las presiones "difíciles de resistir" haya "mantenido su palabra hasta el momento" y le ha dado las gracias por no facilitar un Gobierno del PP.

Pero le ha urgido ya a dar un paso adelante y a aclarar si apuesta por buscar una alternativa a Rajoy o por unas nuevas elecciones, en cuyo caso, le ha dicho: "Dígaselo a la gente".

"Sabemos que es difícil pero estamos dispuestos a intentarlo. A pesar de las diferencias, los agravios y los recelos mutuos" la realidad "nos empuja a buscar" acuerdos", ha concluido.

A ello ha añadido también un mensaje para los nacionalistas, de quienes esperan que mantengan su anunciado no a Rajoy. Al PNV, al que ha avisado de que su apoyo al PP tendría consecuencias en la política vasca, y al Partido Demócrata de Cataluña (PDC), a quienes ha reprochado que facilitarán al PP la presidencia del Congreso.