Pablo Iglesias ha reconocido no estar contento con los resultados que ha obtenido su formación el 26M, pero ha recordado que son decisivos tanto en Baleares, como en La Rioja y Canarias.

Con motivo del mal resultado electoral cosechado, Iglesias ha anunciado que en las próximas semanas, se celebrará un Consejo Ciudadano Estatal para analizar la coyuntura y ver cómo se puede mejorar.

Sin embargo, a pesar de reconocer no estar contento, sí ha dicho que es consciente del "enorme peso estratégico" que tiene para "contribuir a un bloque de gobernabilidad progresista" en el Estado.

Ha afirmado que Unidas Podemos, a nivel estatal, ha conseguido 3,7 millones de votos, lo que hace que no puedan pedir "muchos elementos" de los que les gustaría conseguir, pero ha mantenido su intención de entrar en un futuro Gobierno de Pedro Sánchez.

"Somos conscientes de lo que pesamos y trataremos de ayudar a construir un Gobierno de coalición en el que podamos estar en la proporción modesta que nos corresponde", ha dicho.

Los expertos demoscópicos han valorado este lunes el batacazo electoral de Podemos y han concluido que la situación deja a Iglesias en una posición "muy débil" para pedirle a Pedro Sánchez formar un Gobierno de coalición con el PSOE.