Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ESPAÑA ENCABEZA EL RANKING

La OCDE alerta a España de la posible caída de la calidad y equidad del trabajo

España encabeza el ranking del informe de la OCDE sobre los riesgos de perder empleos por la automatización, junto a Grecia, Eslovenia y Eslovaquia. Más de un veinte por ciento de los empleos existentes en el conjunto de la OCDE podría extinguirse en los próximos 15 y 20 años, especialmente preocupante la situación en España por la precarización del empleo y los trabajos a tiempo parcial.

EFE | ondacero.es

La OCDE ha advertido este jueves en un informe sobre el posible deterioro de la "calidad y equidad" del empleo en España en los próximos años, fruto de la automatización, la digitalización y la globalización.

La organización analizó la situación del mercado laboral español en su "Observatorio del empleo 2019", en el que pide protección, formación continua y negociación colectiva dentro de una "agenda de transformación" para afrontar los desafíos radicales que está experimentando el mundo laboral. "La transición no será fácil", advierte a España la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Según sus estimaciones, más de la mitad de los empleos en España se van a ver notablemente afectados por esta transformación: el 21,7 % están "en riesgo de desaparecer" por la automatización y el 30,2 % pueden sufrir "cambios significativos". El principal problema no es sin embargo la destrucción de puestos de trabajo, asegura la OCDE, que cree que surgirán nuevos empleos en una proporción similar.

Su "preocupación" se centra en "la calidad de ciertos empleos emergentes", porque la precariedad podría azuzar las "disparidades" y cebarse con las mujeres, los jóvenes y las personas mayores sin cualificación.

Por eso pide al gobierno español que actúe para "extender la protección laboral más allá del empleo estándar", entendiendo éste como el indefinido y a tiempo completo. "El rol jugado por el marco regulatorio es crucial en la protección de los trabajadores", subraya el texto, que pide reforzar "los derechos y la protección" de los trabajadores atípicos, en referencia a los que no tienen lo que llama "empleo estándar".

Por eso llama a combatir "el falso trabajo por cuenta propia", eliminar los "incentivos fiscales que fomentan una errónea clasificación de los trabajadores" y extender "la protección a la zona gris situada entre el trabajo por cuenta propia y el empleo dependiente". Además, insta a reequilibrar "el poder de negociación, actualmente favorable a los empleadores".