Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El vandalismo pone en peligro el futuro de los pavos en O Posío

El Concello pide sugerencias a la oposición para evitar las agresiones

 

La Voz de Galicia | Ourense | 09/05/2014

jardin posio

jardin posio / La Voz de Galicia

La concejala de Medio Ambiente de Ourense, Susana Bayo, puso ayer sobre la mesa de la junta de área la situación en la que se encuentran los pavos reales del jardín de O Posío. La proliferación de actos vandálicos y la falta de civismo -sobre todo de niños que acuden al parque y de dueños de perros- preocupa a la edila socialista. Explicó que hace pocas semanas un animal suelto atacó a uno de los dos ejemplares que, en la actualidad, viven en el jardín. Y que incluso hay niños que les arrancan plumas.

La presencia de los pavos en O Posío, desde hace más de cincuenta años, es uno de los reclamos de esta zona verde de la capital. La primera medida que tomará el Concello para intentar solucionar el problema será la instalación de carteles en los que advertirá de la prohibición de molestar a los animales.

El de ayer fue el primer contacto de la concejala con la oposición al respecto de este tema, que tendrá un mayor recorrido al haberse tratado la posibilidad de trasladar a los pavos. Bayo explicó que no puede haber un policía todo el día vigilando el jardín para controlar los actos vandálicos, pero subrayó que se intensificará el control para evitar daños mayores. «De momento no hemos pensado en trasladarlos, ya que forman parte indisoluble de la capital. Están perfectamente cuidados, pero están en un lugar rodeados de gente y hay que tener cuidado. Nuestra obligación es velar porque estén bien atendidos», explicó.

La edila del BNG, Ximena González, que acudió a la junta de área, subrayó que por el momento su partido no tiene una postura concreta sobre este tema. «Cando hai actividades no xardín trasládanse a outro sitio para que estean ben», dijo y recordó que el problema es de las personas que, por ejemplo, tiran papeles al agua o llevan a perros sueltos. González cree que los expertos en ecología tendrían mucho que decir sobre la situación de los pavos reales y sobre la idoneidad de su presencia en O Posío.

El popular José Luis Valcárcel, por su parte, habló de falta de civismo. Rechaza el traslado de los animales. «Si los pavos estuvieran mal en O Posío habría que llevarlos a otro lugar, pero el problema no es dónde están sino que las personas no cumplen. Es como si retiramos los bancos porque los rompen. El jardín está vivo gracias a su presencia», subrayó.