Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La edil de Urbanismo descarta un parking subterráneo en la zona del edificio judicial

Áurea Soto advierte de las dificultades para ubicarla dotación en esa parcela, donde se construirá el centro de salud

 

Faro de Vigo | Ourense | 09/05/2014

Aurea Soto

Aurea Soto / Faro de Vigo

La concejala de Urbanismo, Áurea Soto, descartó -por lo menos en el medio plazo- la construcción de una aparcamiento subterráneo en la zona de O Couto, en donde se construye el nuevo edificio judicial, además del futuro centro de salud, debido a la "complejidad" urbanística que existe allí, así como a las "dificultades" del proyecto que vendría a dar respuesta a las dos nuevas dotaciones públicas. Una dotación que, según explicó la responsable municipal, tendría una capacidad para 200 o 300 vehículos.

Así lo indicó durante la presentación del proyecto de urbanización de la conexión entre la calle Francisco Llorens con la de Velázquez, que se encuentran en el entorno, y que estaban vinculadas a la construcción de la Estación de Bombeo del Couto, y que no se ejecutó en su momento. Ahora, es el Concello que asumirá las obras, cuyo proyecto fue aprobado ayer en Junta de gobierno Local, y en la que se invertirán 242.000 euros.

Lo que explicó Soto es que el procedimiento a seguir será el negociado y sin publicidad, por lo que se "invitarán" a tres empresas y se adjudicará, ay que así lo permite la ley en función de la cuantía económica. Se pretende ejecutar el proyecto de urbanización antes de que concluyan las obras del edificio judicial, y que según anunció la edil de Urbanismo, la previsión de la Consellería de Presidencia es que pueda estar en funcionamiento en el último trimestre del presente año.

Sostiene Soto que, aunque es necesario contar con un aparcamiento subterráneo de esa capacidad, para dar respuesta a las necesidades de los equipamientos públicos, la realidad es que "se lleva trabajando desde hace muchos años, pero a pesar de la gestión relevante y excepcional que llevamos realizado, no se pudo concretar", por lo que advierte que "tenemos que trabajar con calma" para que se puede plasmar el proyecto.

Además de la complejidad, la concejal d Urbanismo señala como inconveniente la caída del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) del año 2003, anulado por el Tribunal Supremo, y la posibilidad de que suceda lo mismo con la Ordenación Provisional que aprobó la Xunta, pero que como concretó " no elaboró el Concello", sobre todo después de lo que aconteció con la del Concello lucense de Barreiros.

Es por eso que para Soto lo que queda es incluirla en el nuevo documento del planeamiento urbanístico que se aprobó inicialmente, y que debe reunir dos premisas fundamentales: "solvencia y solidez" sobre todo jurídica para de esa forma evitar que se pueda anular, con lo que eso supone.

Otra de las cuestiones que podrían solventar los problemas de aparcamiento es la construcción de aparcamiento s en las calles adyacentes, pero "no hay ninguna empresa interesada", por lo que para Soto solo queda esperar a tener el nuevo documento de planeamiento para redactar el proyecto de ese gran aparcamiento subterráneo en esa zona don de ubican las dos nuevas infraestructuras.