Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La muestra va al Museo Nacional de Teherán

Una réplica de la Dama de Elche lidera la exposición del Museo Arqueológico de Alicante que viaja a Irán

El MARQ se convierte en el primer museo español que exhibe parte de su colección en el país de Oriente Medio

David Alberola García
 |  Elche | 31/08/2019
Trabajos de embalaje de las piezas del MARQ que viajan a Irán.

Trabajos de embalaje de las piezas del MARQ que viajan a Irán. / Diputación de Alicante

Una réplica de la Dama de Elche encabeza la selección de piezas escogidas por el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) para formar parte de una exposición por la que el complejo museístico se va a convertir en el primer español que exhibe parte de su colección en Irán, concretamente en el Museo Nacional del país de Oriente Medio, ubicado en la capital Teherán.

La muestra se compone de 283 piezas y los técnicos del museo han iniciado los trabajos de preparación y embalaje de todas ellas. Partirán el jueves de la próxima semana rumbo a Teherán para formar parte de la exposición titulada 'Alicante. Tesoros del MARQ', que se podrá visitar entre el 22 de septiembre de este año y el 8 de abril de 2020.

La muestra ofrece un panorama de la evolución histórica de Alicante, y por extensión de España, desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna a través de la cultura material.

La mayoría de las piezas seleccionadas para la exposición en Teherán son cerámicas, si bien también hay grandes conjuntos de metal, piedra y hueso.

La de la Dama de Elche, icono mundial del arte íbero, es una de las cuatro réplicas que se han integrado en la exposición. También viaja una copia de la Mano de Bronce hallada en el yacimiento romano de Lucentum, un resto arqueológico singular, ya que se trata de la única muestra del símbolo del águila bicéfala en la iconografía grecolatina, así como una réplica de la lápida conmemorativa de la fundación de la mezquita del Ribat de Guardamar y una lámina de plomo del yacimiento de La Serreta de Alcoy con escritura grecoibérica.

Todas las piezas viajan en cajas, forradas con espuma de poliestireno, que son ignífugas y han sido sometidas a un tratamiento especial contra parásitos.

El embalaje de las obras, realizado por una empresa especializada, se lleva a cabo siguiendo un estricto protocolo de comprobación y de acuerdo a métodos muy técnicos. Así, los profesionales del Museo Arqueológico de Alicante comprueban el estado de las piezas, fotografiándolas para documentar su estado actual, y posteriormente harán lo mismo cuando se abran en el Museo Nacional de Irán.

Las piezas del MARQ están aseguradas desde la salida de Alicante hasta su regreso con una cobertura máxima que incluye, incluso, conflicto bélico y terrorismo, según se ha destacado desde la Diputación de Alicante.

Unos 600 metros cuadrados de exposición

El Museo Nacional de Irán va a dedicar dos salas, unos 600 metros cuadrados de superficie, a la exposición, que además tiene previsto contar con una exhibición de facsímiles cedidos por el Archivo de Simancas, que muestran la relación entre ambos países y que también ha formado parte de la exposición en Alicante. Asimismo, la muestra dispondrá de otros recursos audiovisuales, textos, fotografías, dibujos y mapas. También se va a editar un catálogo de unas 200 páginas para contextualizar la muestra.

La muestra que viaja a Teherán sirve como contraprestación a la colección 'Irán. Cuna de civilizaciones', procedente del museo iraní, que ha albergado durante los últimos meses el Museo Arqueológico de Alicante, registrando una cifra de más de 94.000 visitantes.

Presentación de la exposición 'Alicante. Tesoros del MARQ' que viaja a Irán.

Presentación de la exposición 'Alicante. Tesoros del MARQ' que viaja a Irán. / Diputación de Alicante