Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SEGURIDAD VIAL

La Policía Local de Castellón inicia una campaña preventiva de controles de alcoholemia y drogas

Durante misma campaña realizada el año pasado, se realizaron casi quinientas pruebas y solo el 2,74 por ciento de los conductores superaron la tasa permitida.

Ondacero.es | Castellón | 09/12/2016

Los controles se realizarán a lo largo del día en cualquier punto de la ciudad.

Los controles se realizarán a lo largo del día en cualquier punto de la ciudad. / Ondacero.es

La Policía Local de Castellón pone en marcha hasta el 7 de enero de 2017 una campaña especial de controles de alcoholemia y drogas en la capital de la Plana para prevenir y evitar que los conductores se pongan al volante tras haber ingerido alcohol o sustancias estupefacientes. Desde el Área de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Castellón se ha puesto siempre un especial énfasis en este tipo de campañas preventivas para mejorar la Seguridad Vial en Castellón y además, con la puesta en marcha de esta iniciativa, la Policía Local de Castellón se adhiere a la campaña de controles de alcoholemia y drogas que la Dirección General de Tráfico va a iniciar durante estas fechas en todo el territorio nacional.

Según el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2016 esta campaña preventiva de alcoholemia se va a desarrollar a través de numerosos controles preventivos desplegados por toda la ciudad durante la mañana, la tarde y la noche y en ella se van a implicar tanto la sección de Atestados e Investigación de accidentes como Grupo Operativo de Tráfico y la Unidad de Cometidos Especiales.

Conducir bajo los efectos del alcohol o las sustancias estupefacientes es responsable de entre el 30 y el 50 por ciento de los accidentes de circulación con víctimas mortales. Así mismo a medida que aumenta la alcoholemia aumenta también el riesgo de verse implicado en un accidente de tráfico. En los conductores inexpertos y en los que beben con poca frecuencia, el aumento del riesgo de accidente comienza con unos niveles mucho más bajos de alcohol en sangre, mientras que para los conductores más experimentados, y aquellos que beben de manera habitual, son necesarios niveles más elevados.