ERC PIDE QUE SE REPLANTEEN LA ABSTENCIÓN

JxCat volverá a abstenerse en la segunda votación de investidura de Aragonès

Con la abstención de JxCat en la segunda votación, las fuerzas independentistas tendrán un máximo de dos meses extra de negociación para intentar alcanzar un acuerdo .

ondacero.es | EFE

Madrid | 29.03.2021 15:25

JxCat volverá a abstenerse en la segunda votación de investidura de Aragonès
JxCat volverá a abstenerse en la segunda votación de investidura de Aragonès | Efe

La investidura de Pere Aragonès volverá a fracasar este martes en su segunda votación en el Parlament, al mantener JxCat su abstención, lo que deja a las fuerzas independentistas un máximo de dos meses extra de negociación para intentar alcanzar un acuerdo que evite una repetición electoral.

Los contactos del fin de semana no han servido para encarrilar un acuerdo, por lo que, pese a los llamamientos de ERC a desbloquear la investidura de su candidato a la presidencia de la Generalitat, JxCat ha decidido repetir mañana su abstención del viernes.

JxCat espera cerrar "un acuerdo sólido" en los próximos días

La vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha anunciado que, "por unanimidad", la dirección ejecutiva ampliada del partido ha tomado esa decisión, porque "desgraciadamente en este momento no hay un acuerdo de legislatura" con ERC. Aun así, es "optimista" y espera cerrar "en los próximos días un acuerdo que sea sólido", porque "la voluntad es no agotar, ni mucho menos", los dos meses de margen para investir al nuevo president y evitar unas nuevas elecciones en Cataluña.

ERC pide que se replanteen la abstención

Artadi, que como el presidente de su grupo, Albert Batet, no podrá acudir al pleno de mañana en el Parlament al estar en cuarentena por ser contacto estrecho de positivo por coronavirus, cree que "sería más útil" que Aragonès renunciara a la segunda votación y los equipos negociadores de ERC y JxCat aprovecharan para reunirse. Pero no es esa, por ahora, la intención de ERC, cuya portavoz parlamentaria, Marta Vilalta, ha pedido a JxCat que "se repiense su abstención" y, en un "gesto de responsabilidad y confianza", haga posible mañana la investidura de Aragonès, como los republicanos avalaron la elección de Laura Borràs como presidenta del Parlament.

Vilalta ha propuesto a JxCat que vote mañana la investidura de Aragonès y en los días siguientes se acaben de cerrar los flecos de la negociación sobre el futuro Govern. Según Vilalta, hay una novedad sobre el tablero negociador que puede permitir salvar uno de los principales "escollos" de la negociación: la declaración política que el Consejo por la República ha emitido este lunes y que, según la portavoz de ERC, "encarrila" la solución a un "punto de conflicto" entre independentistas. En concreto, el Consejo por la República, espacio de coordinación independentista que lidera Carles Puigdemont desde Bélgica, ha ofrecido a ERC y al resto de partidos y entidades soberanistas abrir un "diálogo" para acordar su "reformulación".

El papel que debe jugar el Consejo por la República está siendo uno de los principales obstáculos en la negociación, ya que JxCat quiere que sea un foro unitario de decisión de las fuerzas independentistas, ante los recelos de ERC y la CUP, que han pactado crear un núcleo duro de coordinación no vinculado a este espacio.

En una declaración política, el Consejo por la República se ha ofrecido a "reformularse" como pide ERC, pero integrando la nueva "dirección colegiada" del independentismo dentro de su estructura.

Más allá del desacuerdo sobre cómo debe articularse una dirección estratégica del independentismo, Artadi ha recordado que aún falta definir con ERC cuestiones como una posible estrategia unitaria en Madrid, la estructura del nuevo Govern, el plan de ese gobierno y el reparto de carteras, por lo que ha declinado la petición de Vilalta. "Saben perfectamente que mañana no podemos dar un sí cuando un elemento tan fundamental como el plan de gobierno no está ni cerrado", ha subrayado. Mientras tanto, la viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha reprochado a Aragonès que negocie con JxCat que la presidencia de la Generalitat esté "tutelada" por Puigdemont a través del Consejo por la República, que ha tildado de "artefacto parapolítico".

"ERC está dispuesta a poner Cataluña en manos de este contubernio independentista", ha denunciado Granados. Por su parte, el portavoz de Catalunya En Comú, Joan Mena, ha explicado que, ante el previsible nuevo fracaso de la investidura, los comunes insistirán en proponer a ERC un Govern de izquierdas con ellos y con el apoyo externo del PSC.

El líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha acusado a ERC y JxCat de mantener "bloqueado" el nuevo Govern por sus "peleas de poder" por controlar sus "chiringuitos".