Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Segunda División

0-0: Un Mallorca sin pólvora no pasa del empate ante el Oviedo

Un Mallorca negado en ataque ha dejado escapar dos puntos del Iberostar Estadi al empatar 0-0 ante el Real Oviedo, en un partido dominado de principio a fin por los mallorquinistas.

EFE | Palma | 05/09/2016

Exterior del Estadio de Son Moix en Palma

Exterior del Estadio de Son Moix en Palma / Agencias

Un Mallorca negado en ataque ha dejado escapar dos puntos del Iberostar Estadi al empatar 0-0 ante el Real Oviedo, en un partido dominado de principio a fin por los mallorquinistas.

La falta de puntería y la gran actuación del meta Juan Carlos impidieron la victoria del conjunto balear, que sigue sin ganar en el campeonato, con una derrota ante el Reus (0-1) en Palma y las tablas frente al Cádiz (1-1) y el Oviedo.

El Mallorca fue muy superior a su rival, pero no supo traducir ese dominio en goles a pesar de disponer de buenas ocasiones. Su afición, incluso, le despidió con aplausos tras el gran esfuerzo desplegado.

El portero carbayón Juan Carlos salvó a su equipo con una mano prodigiosa (min. 6) para enviar al balón al larguero tras el rebote de una falta directa, y el central Antonio Raíllo erró con un cabezazo mal dirigido cuando se encontraba en una posición inmejorable para marcar (min. 28).

El Oviedo jugó replegado durante muchas fases del partido y no inquietó al meta Roberto Santamaría, con excepción de un gol anulado a Miguel Linares (min. 12) por un claro fuera de juego.

El Mallorca arrancó aplausos de sus seguidores, circunstancia inusual en el Iberostar Estadi, en varias ocasiones, y premió a sus jugadores con ovaciones, como la que se ganó el argentino Juan Culio con un regate inverosímil en un palmo de terreno.

Las buenas sensaciones que transmitió el equipo de Fernando Vázquez no se trasladaron al marcador y esa fue la mejor noticia para el Oviedo, rácano de media cancha para adelante.

En la reanudación, siguió mandando el Mallorca, que tuvo el balón pero no la clarividencia en los metros finales para marcar.

Óscar Díaz realizó un mal control (min. 48) que le impidió plantarse solo ante Juan Carlos y Lago Júnior (min. 56) no acertó con un disparo al ángulo que despejó, de nuevo, Juan Carlos para enviarlo al córner.

El portero de los oviedistas fue la gran figura de su equipo, aunque acabó muy cuestionado por la grada al fingir una agresión de Óscar Díaz.

Vázquez puso a toda su artillería pesada en los metros finales -entraron Brando, Lekic y Sabater- en busca del gol de la victoria, pero los jugadores del técnico Fernando Hierro resistieron hasta llevarse un buen punto de Mallorca.