El niño padece una discapacidad mental

Condenados turistas británicos por abandonar en Mallorca a un hijo de 17 años

Dos turistas británicos han sido condenados por un delito de abandono tras dejar en el hotel del Puerto de Alcudia en el que habían pasado sus vacaciones a un hijo de 17 años que se negaba a volver a casa, y marcharse al aeropuerto de Palma con la intención de regresar a su país.

ondacero.es

Palma | 04.09.2015 08:39

Aeropuerto Palma de Mallorca
Aeropuerto Palma de Mallorca | EP (Archivo)

Dos turistas británicos han sido condenados por un delito de abandono tras dejar en el hotel del Puerto de Alcudia en el que habían pasado sus vacaciones a un hijo de 17 años que se negaba a volver a casa, y marcharse al aeropuerto de Mallorca con la intención de regresar a su país.

Los hechos se produjeron ayer y los condenados, sobre quienes han recaído sendas penas de un año de prisión que no tendrán que cumplir, han sido sometidos hoy a un juicio rápido en Inca en el que han admitido su culpa.

En su sentencia, la jueza de instrucción Catalina Mulet deja en suspenso por dos años el encarcelamiento dada "la escasa peligrosidad de los delincuentes", con la condición de que en ese tiempo no cometan otro delito, y les autoriza por tanto a regresar a su país con su hijo adolescente.

La magistrada relata que sobre las 9.00 horas de ayer los encausados se disponían a tomar un autobús desde el complejo hotelero en el que habían disfrutado de sus vacaciones para dirigirse al aeropuerto de Son Sant Joan y volar de regreso al Reino Unido.

El mayor de sus hijos, que cumplió 17 años en mayo, rechazó acompañar al resto de la familia, ante lo cual los padres optaron por continuar su viaje y se desplazaron hasta el aeropuerto.

El joven quedó en el hotel sin tener una habitación, puesto que la estancia abonada por la familia ya había concluido, y los padres "no habían encargado su cuidado a ninguna persona mayor de edad y tampoco lo habían dotado de medios de vida", relata la jueza en su sentencia.

Una vez denunciados los hechos, los tutores del menor fueron detenidos en el aeropuerto de Palma y puestos a disposición judicial, mientras que el chico abandonado quedó bajo la custodia de la Policía.

Los acusados han admitido los hechos, lo que ha permitido rebajar de 18 a 12 meses la condena que inicialmente reclamaba para ellos la Fiscalía, y la jueza entiende que cumplen todas las condiciones para que la ejecución de su pena quede suspendida.