Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El Málaga C. F. presenta a su quinto fichaje de la temporada

Pawlowski quiere tener protagonismo en ataque y clasificar al club para Champions

El Málaga C. F. tiene entre sus filas a un nuevo jugador de proyección, tanto que señaló en su presentación que su referencia como jugador similar a sus características en la liga española es Isco Alarcón. El primer jugador polaco en la historia del club blanquiazul, Pawloski, se mostró con ganas de tener protagonismo en el ataque, advirtiendo que quiere devolver al club a la máxima competición europea.

ondacero.es | Málaga
| 01/08/2013

Pawlowski afirmó que “no dudé ni un solo momento en cuanto me llegó la oferta del Málaga CF, ya que siempre ha sido mi sueño jugar en la Liga Española”.

Para Pawlowski disputar la liga española será todo un reto. El malaguista reconoció que “hay diferencias entre la competición española y la polaca, pero confío en mis posibilidades para afrontar este paso“.

Jugador polivalente que maneja bien las dos piernas, reconoce que su posición preferida en el campo es “la de atacante volcado a la izquierda, pero puedo jugar en cualquiera de las posiciones de ataque, y es decisión de Schuster colocarme donde el considere que puedo ayudar mejor al equipo”.

Tanto el conjunto malaguista como el jugador polaco se conocían de antes. Bartlomiej reconoció que sabía del interés del Málaga Club de Fútbol desde la temporada pasada, así como también el siguió al Málaga CF en la UEFA Champions League: “estuvo a un minuto de jugar la semifinal de la Champions, en un partido en el que se enfrentó a un equipo con tres jugadores polacos. Quiero llegar a ese nivel que han alcanzado ellos, y espero hacerlo aquí en Málaga”.

Una vez finalizada la rueda de prensa, el malaguista saltó al césped de La Rosaleda vestido de corto, para dar los primeros toques al balón frente a sus nuevos aficionados, a los que deleitó con algunas acrobacias, tras las que regaló el esférico.