Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ACB | REAL MADRID 79-66 VALENCIA BASKET

El Real Madrid gana al Valencia Basket y se acerca a la final de la ACB

El Real Madrid ha ganado por 79-66 al Valencia Basket para situar así el 2-0 a su favor en las semifinales del 'Playoff' de la Liga Endesa, remontando un mal inicio de partido y además replicando a un rival que solo ha lavado a medias su mala imagen del anterior compromiso entre ambos.

Redacción
 |  Madrid | 08/06/2019
Llull lanza a canasta en el partido del Real Madrid

Llull lanza a canasta en el partido del Real Madrid / Efe

Poco tuvo que ver este encuentro con el que se había vivido el pasado jueves en el WiZink Center, y en el que los merengues habían dominado de principio a fin gracias al acierto de Anthony Randolph. No en vano, el ala-pívot esloveno anotó en aquella ocasión 24 puntos, firmando un inmaculado 6 de 6 en triples.

Y una breve reminiscencia de ello Randolph dejó nada más empezar este segundo duelo de semifinales, con una canasta de tres para abrir las hostilidades. Pero era en realidad un espejismo, ya que el Valencia Basket se aplicó en las tareas defensivas como nunca lo había hecho 48 horas antes.

Tampoco estaba tan acertado el Real Madrid desde lejos, fiando así sus opciones a un juego interior en el que Walter Tavares no se encontraba cómodo. Ahora sí tenía oposición de Bojan Dubljevic, bastante apagado en el primer partido de la serie; el pívot montenegrino, esta vez, despertaba de su letargo para incordiar a los pupilos de Pablo Laso.

Mientras Rudy Fernández aguantaba el tipo para los locales, el conjunto 'taronja' se despegó en el marcador gracias a un parcial de 2-14 y que abrochó el cuarto inaugural en 14-22. Las ideas de Jaume Ponsarnau sí se cumplían esta vez, pues sus discípulos estaban mostrando una versión más feroz en ataque. No obstante, la plantilla de Laso siempre se guarda una enorme baza llamada Sergio Llull. El base de Mahón, todavía sin una gran actuación a sus espaldas en estas eliminatorias por el título liguero, sacó su metralleta a pasear desde más allá de los 6,75 metros y catapultó a su equipo.

Junto a un par de acciones clave de Jeff Taylor y de Trey Thompkins, el '23' madridista encauzó un guarismo acumulado de 28-14 en el segundo cuarto. Las gradas del WiZink Center vibraban con cada 'mandarina' del menorquín, justo antes de alcanzar un descanso que descuadró del todo al equipo de Ponsarnau.

Un aclamado triple de Taylor certificó un parcial de 14-2 nada más volver de los vestuarios, impidiendo que los valencianos sacaran tajada. De nuevo el Real Madrid había dispuesto su modo más eficaz, robando balones importantes y corriendo con mucha facilidad al contragolpe.

El equipo visitante bajó los brazos de manera involuntaria, experimentando un 'déjà vu' al ver que su desventaja rozaba la veintena de puntos (55-38). Casi todo quedaba entonces, para no ver otro recital de los blancos, a merced de un giro de guion que interrumpiese el ritmo del encuentro.

Y justo eso fue lo que llegó a 04:45 para concluir el tercer periodo, después de que Randolph se encarase con el banquillo rival tras la lucha por un rebote con Aaron Doornekamp y Louis Labeyrie. Entre revisiones de VAR y broncas desde la grada, el equipo 'che' firmó un parcial de 2-9 y se reenganchó al marcador a falta del último acto (68-52).

Con una jugada inverosímil de Facu Campazzo, anotando un triple de 'bomba' sobre la bocina tras un robo de balón, se echó el cerrojo al minuto 30 y ya fue el preludio de otra victoria merengue. Fue puro trámite el cuarto periodo, en el que los pesos pesados del Real Madrid evitaron cualquier sorpresa y lucieron el definitivo 79-66 en el electrónico del Palacio de los Deportes de la capital.