Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Semana Internacional de las Personas Sordas 2020

Aproximadamente un 8% de la población mundial, según la OMS alrededor de 500 millones de personas, presenta una hipoacusia en mayor o menor grado, según Quirónsalud.

Redacción
 |  Madrid | 25/09/2020
Semana Internacional de las Personas Sordas 2020

Semana Internacional de las Personas Sordas 2020 / Redacción

Cinco de cada mil niños nacen con algún tipo de sordera siendo una de ellas profunda. Esta semana, del 21 al 27 de septiembre se celebra la “Semana Internacional de las Personas Sordas 2020” bajo el lema “Reafirmando los Derechos Humanos de las Personas Sordas”.

Por este motivo, el Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, a través de su Servicio de Otorrinolaringología, quiere unirse a este evento ofreciendo diagnósticos gratuitos a todas las personas que sospechen tener una pérdida de audición.

Aproximadamente un 8% de la población mundial, según la OMS alrededor de 500 millones de personas, presenta una hipoacusia en mayor o menor grado, según Quirónsalud.

En España afecta a más de 3,5 millones de personas.

El profesor Antonio Abrante, codirector del Servicio de Otorrinolaringología de Quirónsalud Sagrado Corazón, explica que “con el paso de los años el número de personas con discapacidad auditiva ha ido en aumento lo que se explica por el envejecimiento de la población y por la mejora en el diagnóstico, siendo el trastorno sensorial más común”.

La hipoacusia, puede tener diferentes orígenes y reconocer su causa es fundamental para el abordaje y tratamiento del paciente.

Así encontramos dos grandes grupos, apunta el profesor Abrante: las hipoacusias congénitas e hipoacusias adquiridas. El 50% de las congénitas son de origen genético y el 50% restante debidas a causas ambientales prenatales, infecciones que afectan a la embarazada y al feto —rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus, sífilis, entre otras—, administración de algunos fármacos durante el embarazo que pueden resultar tóxicos para el feto —antibióticos, antipalúdicos, diuréticos, citostáticos, ácido retinoico, etc.—, y exposición a radiaciones ionizantes o isótopos radioactivos durante el embarazo.

En cuanto al segundo grupo, las adquiridas, se producen por afectación del oído externo medio o interno, tienen diversas causas como, cerumen, cuerpo extraño, tumores, otitis, perforaciones por traumatismos o la enfermedad de Ménière, entre otras.

El tipo de sordera más frecuente es la pérdida de la audición asociada al envejecimiento, empezando a producirse a partir de los 50 años, alcanzando al 60% de los mayores de 85 años.