Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

La prueba de esfuerzo y la supervisión profesional, claves para evitar lesiones

Los datos hablan por sí solos: se calcula que hay cerca de cinco millones de corredores en España y, según la última encuesta de Hábitos Deportivos en España del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte , el 23% de la población sale a correr al menos una vez a la semana. Otro dato significativo es que las carreras populares se han incrementado en casi un 52% en los últimos diez años, según recoge ‘Sanitas’.

Redacción | Madrid | 29/06/2018

En los últimos años, se ha desarrollado en nuestro país una afición en torno a la práctica de correr, que incluso se ha llegado a bautizar como “la fiebre del running”. Los datos hablan por sí solos: se calcula que hay cerca de cinco millones de corredores en España y, según la última encuesta de Hábitos Deportivos en España del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte , el 23% de la población sale a correr al menos una vez a la semana. Otro dato significativo es que las carreras populares se han incrementado en casi un 52% en los últimos diez años, según recoge ‘Sanitas’.

En este contexto, Fernando Dorrego, fisioterapeuta de Blua de Sanitas, recuerda la importancia de realizar una prueba de esfuerzo previa a iniciar la actividad por primera vez, así como de la supervisión profesional de los entrenamientos para conseguir las metas, además de prevenir las lesiones en la medida de lo posible.

“Un preparador físico tiene un papel muy importante en el logro del objetivo que estemos buscando con la actividad. En función de si el objetivo es mejorar nuestro tiempo o mejorar nuestra salud, el entrenador personal va a diseñar y estructurar el entrenamiento para conseguirlo, además de modular los ciclos de entrenamiento, las cargas de las series y los tiempos de descanso, que son fundamentales para que nuestro organismo se adapte al entrenamiento”, asegura Dorrego.

“Es importante que recordemos la importancia de estas medidas porque, según los datos recogidos en el último estudio realizado por CinfaSalud, siete de cada diez corredores no se han hecho nunca una prueba de esfuerzo y no lleva ninguna supervisión del entrenamiento”, añade Dorrego.

Sobre la prueba de esfuerzo, destaca que “para alguien que está comenzando cualquier actividad se recomienda realizar esta prueba para saber así en qué nivel físico se encuentra. A partir de ese reconocimiento y con la supervisión del preparador físico, se podrá comenzar la actividad”.