MULTAS TRÁFICO

¿Te pueden multar por conducir con chanclas? La DGT responde

La Dirección General de Tráfico despeja una de las mayores dudas que tienen los conductores en verano: si puedes recibir una multa por conducir con chanclas.

ondacero.es

Madrid | 14.07.2021 17:32

Campaña de controles de Tráfico
Campaña de controles de Tráfico | Agencias

Uno de los planes favoritos de gran parte de los españoles en las vacaciones de verano son los desplazamientos a la playa, y para ello cogemos el coche. Son muchos los conductores que por comodidad se ponen al volante en chanclas, otros sin embargo deciden cambiarse el calzado para estar tranquilos por si se encuentran con un control policial.

¿Nos pueden multar por conducir en chanclas? ¿Estamos cometiendo alguna infracción? Estas preguntas rondan todos los veranos en nuestras cabezas a la hora de recurrir a nuestro vehículo. Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha querido despejar dudas y asegura que en el Reglamento General de Circulación (RGC) "no existen normas específicas sobre el calzado en la conducción, y no es sancionable en sí misma la conducción con un tipo de calzado concreto (chanclas, por ejemplo)”.

Pese a esta aclaración, la DGT explica que los agentes pueden llegar a multar con sanciones de hasta 80 euros si creen que el calzado de la persona que va al volante puede llegar a alterar la seguridad en la conducción. Un ejemplo sería si los pedales no se pueden manejar correctamente.

¿Qué calzado es el adecuado para conducir?

Además, Tráfico recoge que El Real Automóvil Club de España (RACE) aconseja utilizar un zapato adecuado durante la conducción para evitar cualquier riesgo de accidente. Estas son las cinco recomendaciones generales para todos los conductores.

  • Utilizar siempre un calzado que vaya bien sujeto al pie mientras conduce.
  • Un calzado adecuado es aquel que no resbale, no tenga elementos susceptibles de engancharse en los revestimientos del vehículo y no sea demasiado grande ni pesado.
  • Existen productos etiquetados por los fabricantes como particularmente adecuados para conducir (suelas antideslizantes, cordones ajustados, materiales flexibles, etc.).
  • No debe aplicarse demasiada fuerza para no engancharse en los revestimientos del vehículo, o bien pisar dos pedales a la vez.
  • Si va a necesitar un calzado específico que no es el más adecuado para conducir, como por ejemplo chanclas, tacones altos o botas de montaña, llévelo en una bolsa en el maletero, nunca en el habitáculo, y conduzca con un calzado más idóneo para la conducción.