Cambio climático

El Día de la Tierra marcado por el cambio climático

Según el informe sobre el Estado del Clima Europeo 2021 de Copernicus, la temperatura de la tierra subió un grado por encima de la media de los últimos treinta años.

ondacero.es

Madrid | 22.04.2022 16:30

Emabalse de la Viñuela (Málaga) afectado por una gran sequía.
Emabalse de la Viñuela (Málaga) afectado por una gran sequía. | EFE

Este viernes, 22 de abril celebramos el Día de la Tierra con el objetivo de generar conciencia sobre la necesidad de proteger los ecosistemas, conservar la biodiversidad y hacer un uso más responsable de los recursos naturales. Metas muy importantes en un mundo que cada año recoge datos climáticos muy preocupantes.

Según el informe sobre el Estado del Clima Europeo 2021 de Copernicus, Europa registró el verano pasado las cifras más altas de temperatura de todos los tiempos. Los registros apuntan que las temperaturas subieron 1,0ºC de temperatura por encima de la media de 1991-2020. Además, vivimos un número récord de días con "estrés térmico extremo", es decir, un malestar corporal por desajustes en la temperatura bien por acumulación o por pérdida excesiva de calor siendo España e Italia los países más afectados.

Estas cifras contrastan como ha señalado Freja Vamborg, científica senior del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, con las temperaturas del mes de marzo de 2021 que resultaron inusualmente cálidas seguidas de un período muy frio. Este vaivén en los termómetros causó daños en los cultivos.

Este es el quinto informe que presenta el Servicio de Cambio Climático de Copernicus, que se centra principalmente en Europa y en el Ártico según informa Mauro Facchini, jefe de la Unidad de Observación de la Tierra. Facchini ha explicado que el servicio monitorea los eventos climáticos para entender y registrar lo que esta sucediendo. Estos datos son útiles para interpretar la situación actual y crear estrategias de mejora para un futuro.

Una de las principales causas del calentamiento global son las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) que el año pasado fueron las más altas de la historia. El dióxido de carbono (CO2) llegó a 2,3 partes por millón (ppm) y el metano a un 16,5 partes por mil millones (ppb).

Desastres medioambientales

El 2021 fue un año lleno de catástrofes medioambientales. Turquía, Grecia e Italia fueron víctimas de grandes incendios forestales. En contraste, en julio de 2021, países como Bélgica o Alemania vieron como las precipitaciones causaban cifras récord en los caudales de sus ríos provocando inundaciones extremas.

En Europa occidental la baja velocidad del viento, la peor desde 1979 redujo la producción potencial de energía eólica. Para la científica Freja Vamborg, habrá que tener en cuenta este cambio en el viento para la construcción de futuras infraestructuras.

Por último, no debemos olvidar que el ascenso de las temperaturas afecta de manera directa a las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida que siguen perdiendo masa año tras año. El descenso del hielo tiene como principal consecuencia una subida del nivel del mar que en 2021 ya registraba nueve centímetros más que en 1993.