Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

ÉBOLA | PROTOCOLO DE PREVENCIÓN

La auxiliar de enfermería permanece aislada en el Carlos III

El Hospital Carlos III de Madrid es el centro de trabajo de la auxiliar de enfermería infectada de ébola y, probablemente, el lugar donde se contagió. Ella fue una de las personas que atendió al misionero Manuel García Viejo. El Coordinador de emergencias de Sanidad, Fernando Simón, asegura que la auxiliar no tiene "riesgo vital" aunque es una "enfermedad grave" aunque posteriormente el gerente del Hospital La Paz ha informado de que la enferma no quiere que trascienda a los medios información sobre su estado.

Actualizado el 27/04/2015 a las 17:41 horas

La auxiliar de enfermería infectada de ébola ingresada en el Hospital Carlos III- La Paz de Madrid está estable y, por ahora, no tiene "riesgo vital",aunque presenta "una enfermedad grave", según ha avanzado el coordinador del centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

Posteriormente, el gerente del hospital de La Paz, Rafael Pérez-Santamarina, ha informado de que la [[LINK:INTERNO||||||paciente enferma de ébola no quiere que se informe de su estado]] de salud en adelante.

La auxiliar de enfermería contagiada está siendo tratada con plasma de donante convaleciente de la hermana Paciencia Melgar, la misionera que se contagió cuando cuidaba a los religiosos del hospital St Joseph de Monrovia (Liberia) y logró superar la enfermedad. Sanidad no ha confirmado que este suero con el que se trata a la enferma sea de la misionera para no incumplir la Ley de protección de datos de donantes.

Además de la auxiliar de enfermería contagiada por el virus del ébola, que recibe ya tratamiento en el Hospital Carlos III, tres personas están ahora mismo aisladas y en observación en este centro hospitalario.

La mujer se encontraba de vacaciones desde el día siguiente al [[LINK:INTERNO||||||fallecimiento de García Viejo]], el 25 de septiembre, y haciendo "vida normal", hasta que cinco días después aparecieron los primeros síntomas, "fiebre y un poco de astenia" o sensación de debilidad.

También ha asegurado que se propondrá el aislamiento a las personas que hayan podido tener contacto estrecho con la afectada, por "precaución" y por la "alarma social" generada, y hacerles un seguimiento estricto durante los 21 días en que pueden desarrollarse los síntomas.

Este responsable ha subrayado que lo urgente desde el punto de vista de la salud pública es "garantizar que todos los riesgos asociados a este caso están controlados" y [[LINK:INTERNO||||||que no haya riesgos para el resto de la población]], y para ello se está haciendo un listado exhaustivo de las personas con las que la enferma ha tenido contacto en los últimos seis días.

"Sería muy inocente pensar que no existe capacidad de transmisión, claro que existe, aunque sigue siendo muy baja", ha dicho, y ha precisado además que esa capacidad de transmisión es menor en los primeros días, así que le "preocupan más los últimos que los primeros". Según ha dicho, la Comunidad de Madrid empezó esa tarea de identificación de contactos desde que se identificó el caso como "altamente sospechoso" el día 5 por la noche, y hoy tendrá "muy avanzado" ese listado.