YACIMIENTO DE 1.000 MILLONES DE BARRILES

¿Por qué España no puede explotar los pozos de petróleo que Marruecos ha encontrado cerca de Canarias?

Marruecos ha encontrado dos pozos de petróleo cerca de la costa de las Islas Canarias. Sin embargo, España no tiene oportunidad para poder explotarlos.

Carlota Colón de Carvajal

Madrid | 21.04.2022 16:59

Imagen de archivo de una plataforma petrolífera | Foto: Getty Images
Imagen de archivo de una plataforma petrolífera | Getty Images

La empresa de petróleo y gas natural Oil & Gas ha anunciado el hallazgo de un yacimiento petrolífero cerca de la mediana con Marruecos, frente a Agadir, que el país de Mohamed VI se encargará de explotar. Se trata de un yacimiento de 1.000 millones de barriles, que equivale al PIB marroquí de todo el año 2020.

Además, este descubrimiento está situado justo a 175 kilómetros al norte de la isla española de la Graciosa (Islas Canarias). De hecho, Rabat prevé la perforación de dos pozos, uno frente a las costas de Lanzarote y otro frente a Fuerteventura.

¿Por qué España no puede explotar el yacimiento petrolífero?

A pesar de que este yacimiento petrolífero se encuentra a tan solo 175 kilómetros de las costas españolas, el Reino de Marruecos defiende que el hallazgo se encuentra dentro de sus aguas, justo en el límite con las aguas españolas. Por ello, España no tiene potestad para poder trabajar sobre ellas y beneficiarse de estos pozos.

Ander Hidalgo
Mapa de las aguas españolas y marroquíes | Ander Hidalgo

España no podría explotarlo aunque se encontrase en aguas españolas

En cualquier caso, aunque el yacimiento se encontrase dentro de aguas españolas, tampoco habría sido posible explotarlo, gracias a la ley del Gobierno de Pedro Sánchez 7/2021, de 20 de mayo, de 'Cambio climático y transición energética' publicada en el BOE.

Con esta ley, el Ejecutivo pretende dar respuesta a las exigencias de la Unión Europea para cumplir con los retos de la lucha contra el cambio climático de cara a 2050. De esta manera, el Gobierno central estableció una transición energética y de combustibles fósiles por la que no se volvería a dar concesiones, ni tampoco se renovarían las existentes para dar paso a las tecnologías limpias. Es decir, que queda prohibido la exploración y la explotación de las energías fósiles dentro del territorio español.

En concreto, en el BOE aparece publicado sobre la desinversión en productos energéticos de origen fósil: "En el plazo de dos años desde la entrada en vigor de esta ley, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico elaborarán un estudio del estado de situación y una propuesta de calendario para que la Administración General del Estado y los organismos y entidades que conforman el sector público estatal se desprendan de participaciones o instrumentos financieros de empresas o entidades cuya actividad mercantil incluya la extracción, refinado o procesado de productos energéticos de origen fósil".