Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA INFANTA CRISTINA DECLARA ANTE EL JUEZ CASTRO

La Infanta Cristina abandona los juzgados de Palma tras seis horas de declaración

La Infanta Cristina se ha desvinculado ante el juez José Castro de la gestión de la empresa Aizoon, que compartía con Iñaki Urdangarin y de las contrataciones de personal doméstico que hizo esta sociedad. La Infanta Doña Cristina se está amparando en su declaración en que ella confiaba en su marido en la gestión de las empresas en las que ella también participaba.

Europa Press |  Palma de Mallorca |  08/02/2014

La infanta Cristina ha asegurado al juez instructor del caso Nóos, José Castro, que no participó en la gestión de Aizoon, la empresa que compartía con su marido, Iñaki Urdangarin, han informado fuentes jurídicas. Doña Cristina ha llegado al juzgado en coche y ha saludado a la prensa a su llegada.

Según el único abogado presente en la sala que durante el receso de diez minutos ha hecho declaraciones a los medios, el letrado del Frente Cívico "Somos Mayoría", Manuel Delgado, la infanta ha explicado que montó una empresa con Urdangarin "porque tenía mucha confianza en su marido".

Doña Cristina comenzó a declarar a las 09:58 horas como imputada ante el juez Castro y ha respondido a las preguntas del magistrado, del fiscal y del abogado del Estado, pero ha rechazado contestar a las preguntas de las acusaciones particulares.

La infanta ha señalado que no tomaba parte en la administración de la empresa familiar y también ha negado que participara en la contratación del personal doméstico que trabajaba en su casa y que cobraba a través de Aizoon.

El Rey pidió que el Duque dejara Nóos por razones "estéticas" El abogado del Frente Cívico "Somos Mayoría", asociación liderada por Julio Anguita, que ejerce de acusación popular, ha asegurado que la declaración ha sido tranquila, que doña Cristina "no ha contestado prácticamente a nada" y que respondió al juez con evasivas "en un 95%".

Los dos abogados de la acusación consideran que está utilizando continuamente la "teoría del amor", para usar a su esposo Iñaki Urdangarín como cortafuegos. Así, por ejemplo el letrado Manuel Delgado indicó que la Infanta había respondido al juez Castro, que ni siquiera "sabía que en su casa había una empresa", en referencia a Aizoon, la sociedad patrimonial que compartía al 50 por ciento con Urdangarin, y que según el juez era usada como pantalla fiscal para repartir beneficios y tributar lo menos posible a Hacienda.

El domicilio de la empresa era el palacete de Pedralbes de Barcelona donde vivía la pareja y sus hijos. Por todo ello, la letrada de Manos Limpias indicó que no se siente satisfecha del resultado, porque como ya se esperaba, la Infanta se está escudando en la "teoría del amor" y en que "no sabe". En este sentido, su colega Manuel Delgado criticó que esté "utilizando a Urdangarin como cortafuegos".

Sabía que el Rey pidió al Duque desvincularse de Nóos. La Infanta ha reconocido durante el interrogatorio del juez José Castro que sabía que su padre, el Rey Don Juan Carlos, le había pedido a Iñaki Urdangarin en 2006 que dejara los negocios relacionados con Noos, informaron fuentes jurídicas.

La Infanta ha dicho sonriente a los periodistas a su salida: "Hasta luego, gracias".Según el testimonio de la Infanta la petición se la habría hecho directamente el monarca al Duque de Palma. Noos fue creada en el año 2003 y cobró un total de 5,9 millones de las administraciones de Baleares y la Comunidad Valenciana.

El Consejo de Administración de Nóos estaba formada por cinco personas: los Duques de Palma, Carlos García Revenga, secretario de las Infantas, así como Diego Torres y su esposa Ana María Tejeiro. Los cincos han sido imputados por el juez Castro.