Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CASO NÓOS

La infanta comparecerá ante la justicia dos años después de hacerlo su marido

La Infanta comparecerá ante el juez Castro casi dos años después de la declaración de su marido. Iñaki Urdangarin ha bajado en tres ocasiones la famosa rampa de los juzgados de Palma y siempre lo ha hecho andando. Su primera declaración ante el juez fue transcrita y se alargó durante 22 horas.

Patricia Valero |  Madrid |  07/02/2014

[[LINK:INTERNO||||||La Infanta Cristina declarará este sábado]] más de dos años después de que su nombre apareciese en el foco de las investigaciones del caso Nóos, prácticamente desde el momento en que, a finales de 2011, la Fiscalía Anticorrupción apuntase a Aizoon, mercantil de la que la Duquesa de Palma es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin, como una de las empresas que integraban el entramado societario dirigido a desviar los fondos obtenidos por parte del Instituto Nóos de las Administraciones públicas.

El duque de Palma, Iñaki Urdangarín, llegaba por primera vez al juzgado de Palma dentro de un coche. Aunque a diferencia su mujer, Iñaki bajó la rampa andando. Urdangarín [[LINK:INTERNO||||||compareció durante dos días ante el juez José Castro]], instructor del 'caso Noós', cerca de 16 horas y respondió a más de 500 preguntas.

En todas las declaraciones, Urdangarín se desvinculó de todas las supuestas irregularidades del Instituto, señalando directamente a su exsocio Diego Torres y [[LINK:INTERNO|||||| exculpando a su mujer, la infanta Cristina]]. Su declaración fue transcrita, y no se grabó ni en audio ni en video.

La última vez que se vio al Duque de Palma en unos juzgados fue en Barcelona. En esta ocasión no acudía como imputado, sino como demandante. Urdangarin puso una demanda a su ex-socio por divulgar correos electrónicos sobre su vida privada.