Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Denuncia José Ibarra, delegado comarcal de CCOO en Cartagena

"Los trabajadores del campo de la región de Murcia son los peor pagados de toda España"

“El trabajo en el campo murciano no lo quieren ya ni los inmigrantes” aseguran desde CCOO. Existe una correlación directa entre agricultura y pobreza. 40.000 trabajadores agrarios no tienen recogido en su convenio el salario mínimo interprofesional fijado en 950 euros al mes este año 2020.

Rosa Roda
  Murcia | 18/05/2020

El delegado comarcal de CCOO en Cartagena, José Ibarra se pregunta cómo es posible que haya más de 115.000 parados en la región de Murcia y falte mano de obra en el campo murciano. Tampoco entiende la desaforada reacción de las organizaciones agrarias y patronales agrícolas en contra de que haya inspecciones de trabajo. “Si todo está bien no hay nada que temer a no ser que quieran ocultar algo” dice.

José Ibarra advierte de que existe una correlación directa entre agricultura y pobreza. “El único sector que ha ampliado el empleo en los últimos diez años ha sido el agrícola pasando de 70.000 a 90.000 trabajador y, sin embargo, no ha aumentado el PIB ni la renta per cápita y eso indica que la región de Murcia solo ofrece empleos muy mal pagados. En ninguna otra comunidad española el PIB agrícola pesa tanto como en la región de Murcia. La agricultura murciana no genera riqueza en sus trabajadores, solo en sus empresarios.

Dado que en el campo murciano hay mucho fijo discontinuo, hay familias que sobreviven con 11.000 ó 12.000 euros al año.

La pandemia de coronavirus ha revelado la existencia de una masa importante de trabajadores inmigrantes ilegales en la región. Como con el confinamiento no se han atrevido a salir por miedo a ser multados por la Guardia Civil, pues no hay mano de obra para recoger la fruta de hueso en Cieza y Abarán “y por eso pedimos al gobierno de España, como ha hecho Italia, legalice esa mano de obra ilegal que hace que bajen aún más los salarios”.

Ibarra también advierte de la existencia de una división racial y sexual del trabajo en el campo murciano: el campo para los hombres inmigrantes y los almacenes agrícolas para las mujeres, ambos muy mal pagados y con condiciones de trabajo muy duras.

Por último, el dirigente sindical subraya que la región de Murcia es la tercera región de España que más contratos temporales fimar, solo superada por Cataluña y Madrid. Cada año se firman en la región de Murcia un millón de contratos temporales y la población activa es de 650.000 trabajadores.

Las patronales COAG y ASAJA tienen bloqueada la negociación del convenio desde noviembre de 2019. CCOO pide desde el pasado mes de febrero que se reanuden las negociaciones sin respuesta por la parte empresarial.

El convenio colectivo agrario forestal y pecuario de la región de Murcia que afecta a 25.000 trabajadores caducó en 2018 y se negocia con COAG y ASAJA. Aplicaron correctamente el SMI de 2019 (6,93€/hora) pero no el SMI de 2020 (7,32€/hora).

José Ibarra lamenta que los bajos salarios de miles de trabajadores del campo, y motor de la economía regional no interese ni al gobierno regional del PP ni al PSOE.