Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

30ytantos

Menopausia o "Menos Pausas"

La menopausia, esa pasadilla femenina, es la protagonista del 30ytantos de hoy.

Pepa Gea  | Madrid | 27/01/2012

Y lo es, porque los tiempos han cambiado. Porque hay que verle el lado positivo a la falta de pausas. Porque tenemos herramientas para paliar sus efectos. Y sobre todo porque la prevención es fundamental. Si desde los 30ytantos, o antes, hemos adoptados hábitos sanos- ejercicio y una dieta equilibrada- la ausencia de ciclos ováricos puede que nos traiga mas alegrías, que penas.

La menopausia aparece o desaparece, según se mire, en torno a los 50-51 años, aunque algunos trastornos como los sofocos o la irritabilidad y el insomnio pueden aparecer unos años antes. La edad depende de factores genéticos pero también ambientales.

Para hacer el cálculo hay que tener en cuenta la experiencia de la madre o hermanas y también el estilo de vida. Por ejemplo, las fumadoras tienden a llegar a la menopausia uno o dos años antes que las que no fuman. Y dicen, que en las mujeres que no han tenido hijos también se adelanta.

Desaparece la menstruación por la disminución de estrógenos y progesterona. Y esa falta hormonal hace que: Acumulemos grasa, sobre todo en la cintura. Suframos osteoporosis, por la perdida de la densidad ósea. Tengamos sequedad en la piel, por la falta de colágeno. Y que, entre otros males, nos invada la tristeza. Tristeza. No depresión. Son cosas diferentes y hay que saber diferenciarlas.

Algo en lo que han isistido las doctoras con las que he hablado es: que la menopausia no es una enfermedad. Es una época. Una época de cambio que puede ser totalmente distinta a la de nuestras madres gracias a la ciencia. Porque la psicología, la cosmética y la medicina estética están consiguiendo que la disincronía entre la edad mental y la física se acorte y que te veas como te sientes. Sin distorsionar tu imagen ni querer aparentar lo que no eres. ¿Que tenemos que hacer para que todos esos cambios afecten lo menos posible a nuestro cuerpo? Por lo pronto mentalizarnos de que hay que cuidarse. Hay que vigilar la alimentación. Debes disminuir calorías a expensas de azucares y de grasas trans e hidrogenadas. Comer poca sal. Y hacer ejercicio. El que quieras. Aunque solo sea andar, pero al menos una hora.

En cuanto a las herramientas que nos brinda la ciencia para luchar contra la acumulación de grasa en la cintura y la flacidez. Hay muchos tratamientos estéticos: Carboxiterapia, Intralipoterapia... ¡Dejate asesorar por medicos especialistas!

Por otro lado, la cara es el espejo del alma ¿no?. ¡Y también de nuestras hormonas!. Por lo tanto, cuando la menopausia llega, se nota. Vaya si se nota. Se marcan los surcos, se ven mas las arrugas. Se dilatan los poros. Se pierde grasa y por tanto volumen. Aparecen descolgamientos de la piel de los pómulos y mejillas…
Desolador… pero hay solución. La hidratación es fundamental y hay que hacerla en profundidad.

Para las arrugas y pérdidas de volumen facial, tienes un abanico muy amplio de soluciones. Solo tienes que elegir la que mejor de adapta a tu cara y ponerte en las mejores manos para que no te tuneen y saquen de ti, tus mejores 50 años.
Mil besos