Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

acusados de lesiones y alteración del orden público,

Los 27 detenidos de la batalla campal de Majadahonda pasan a disposición judicial

Los 27 jóvenes detenidos por la batalla campal que se produjo la madrugada del domingo en las fiestas de Majadahonda han pasado a disposición judicial acusados de lesiones y alteración del orden público, según han informado fuentes de la Guardia Civil a Efe.

EFE | Madrid | 18/09/2017

Detenidas 27 personas durante una batalla campal en las fiestas de Majadahonda

Detenidas 27 personas durante una batalla campal en las fiestas de Majadahonda / Detenidas 27 personas durante una batalla campal en las fiestas de Majadahonda

Los arrestados han permanecido desde su detención en el cuartel de la Guardia Civil en Majadahonda para pasar este lunes a disposición del juez. Los siete menores que figuran entre los detenidos -entre ellos dos mujeres- permanecían en libertad pero tendrán que comparecer este lunes también ante el juez.

El alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá (PP), explicó que la batalla campal que se desencadenó cuando cientos de personas intentaron acceder a la carpa del recinto ferial, cerrada al estar el aforo completo. En declaraciones a Efe, el regidor señaló que alrededor de las 4.40 del domingo un grupo de entre 1.000 y 1.500 personas quiso acceder de forma violenta a la carpa del recinto ferial de la localidad, que celebraba estos días sus fiestas patronales, cuando se encontraba con "aforo completo".

De Foxá subrayó que esta zona del recinto cuenta con espacio para 8.000 personas, pero no se deja pasar a más de 4.000 por razones de seguridad. "Tras no dejarles pasar una serie de jóvenes provocaron incidentes para entrar, incluso llegando a agredir a los guardias de seguridad", añadió.

Por ello, los vigilantes llamaron a la Guardia Civil y a la Policía Local, que cargaron contra la multitud para disolver el grupo, que respondió lanzando "piedras, adoquines y botellas", según fuentes del instituto armado, contra los agentes. Los incidentes se saldaron con seis guardias civiles y dos policías locales heridos leves, mientras que ninguna de los detenidos presenta lesiones, explicó De Foxá.