Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

GASSULL DENUNCIÓ 6 CASOS A LA FISCALÍA MIENTRAS ERA CONCEJAL DE ERC

La denunciante del caso Petrum asegura que las cúpulas de "ERC y CiU lo sabían"

La exconcejal de Esquerra Republicana (ERC), Montserrat Gassull, denunciante del caso Pretum, ha afirmado que "ERC y CiU lo sabían" aunque hicieron caso omiso de las irregularidades cometidas presuntamente en el consistorio de Torredembarra que han desembocado hoy en nuevas detenciones relacionadas con la financiación de CDC.

EFE | Madrid | 21/10/2015

Monserrat Gassull, ex concejala de ERC

Monserrat Gassull, ex concejala de ERC / EFE

Gassull denunció, cuando era concejal de la oposición, seis casos a la fiscalía, pero posteriormente ha presentado "más de veinte denuncias sola" porque, según ha declarado a Efe, la "dejaron sola". "Me acusaban de encono personal con el alcalde, Daniel Masagué, pero no hicieron nada y CiU, tampoco. Las dos cúpulas sabían que lo que pasaba aquí no era normal", ha agregado.

La exconcejal había denunciado los contratos del agua y de la recogida de basuras, así como dos alquileres a naves que permanecieron vacías durante meses y contrataciones a dedo. Posteriormente, denunció el intento de comprar votos, incluso el suyo, según consta en el sumario instruido por el juzgado número 1 de El Vendrell y la Fiscalía Anticorrupción, que sigue en gran parte secreto.

Son siete piezas separadas y el juez ya ha encarcelado al exalcalde Masagué y al empresario Jordi Sumarroca, de Teyco, ambos en libertad bajo fianza.

Las relaciones entre la empresa panadera de Masagué y la constructora Teyco revelan una factura de 1,4 millones de euros de la empresa del alcalde a Teyco, que la compañía enmarca en operaciones lícitas de negocios que no llegaron a prosperar. Condicionada por el secreto de sumario, Gassull avanza: "Esto es la punta del iceberg, mi abogada cuando le traje todas las pruebas ya me avisó de que llegaría muy lejos".

Precisamente, las pruebas surgieron para defenderse de una querella por injurias interpuesta por Masagué, por los comentarios vertidos por la ex concejal en las redes sociales. "Tenía que contarlo y usé lo que pude, ahora se ha visto que lo mío no era manía personal al alcalde", puntualiza. Lamenta que "esto no es un 3 %, ha perjudicado a muchas empresas honradas que nunca podían trabajar con la administración y a ha arrastrado a mucha gente".

Gassull abandonó el grupo municipal de ERC pocos días después de que la Guardia Civil registrara el consistorio durante horas y detuviera a casi todo el antiguo equipo de Gobierno. "Aun así, muchos no me creían y ya solo me quedaba irme de un partido que no quería escuchar lo que pasaba", señala