SUPERLIGA EUROPEA

Bruselas, en contra de la Superliga europea: piden "diversidad e inclusión" frente al interés de "algunos clubes ricos"

El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, se ha posicionado en contra de la iniciativa de una Superliga de doce clubes de fútbol europeos porque considera que que va en contra de los valores comunitarios. Boris Johnson y Emmanuel Macron también se han mostrado contrarios al proyecto.

ondacero.es

Madrid | 19.04.2021 14:33 (Publicado 19.04.2021 12:20)

El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas
El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas | EFE

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Cultura y Educación, Margaritis Schinas, ha criticado la propuesta de doce clubes europeos de crear una Superliga de fútbol europeo por ir en contra de los "valores que promueve la Unión Europea".

Según ha explicado Schinas en sus redes sociales, este proyecto es fruto del deseo de "algunos clubes ricos y poderosos", a los que acusa de querer "cortar vínculos" con aquello que representan las asociaciones que defienden los valores en el mundo deportivo, como son las ligas nacionales, los procesos de ascenso y descenso y las categorías de fútbol amateur. "Debemos defender un modelo europeo de deporte basado en valores, en la diversidad y la inclusión. No hay margen para reservarlo para los pocos clubes ricos y poderosos que quieren romper los vínculos con todo lo que representan las asociaciones", ha asegurado.

El mandatario europeo también ha reiterado que "la universalidad, la inclusión y la diversidad" son elementos clave del deporte europeo y del estilo de vida europeo que promueve la Unión Europea.

Bruselas se suma así al rechazo de otros dirigentes europeos e instituciones relacionadas con el mundo del fútbol, como la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), LaLiga, la Federación Inglesa de Fútbol (FA), la Premier League, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A.

Boris Jognson y Macron, en contra de la Superliga

Además de estas instituciones, también se han pronunciado al respecto otros dirigentes políticos europeos. El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, fue uno de los primeros en posicionarse en contra de la Superliga. "Haré todo lo que pueda para que no salga adelante", ha dicho.

Asimismo, ha publicado en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: "La Superliga sería muy perjudicial para el fútbol y apoyamos a las autoridades del fútbol a tomar medidas. Los clubes deben consultar a los aficionados antes de dar estos pasos". Igualmente, ha insistido en que los clubes involucrados "deben responder a sus fans y la comunidad de este deporte".

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, tampoco está a favor de la creación de la Superliga. En un comunicado, ha dicho que el Estado actuará para proteger la integridad de las competiciones federales a nivel nacional y europeo.

"El presidente de la República saluda la postura de los clubes franceses que han rechazado participar en un proyecto que amenaza el principio de solidaridad y méritos deportivos", ha indicado el Elíseo.

El proyecto de la Superliga

Este domingo, doce de los clubes más importantes de fútbol en Europa anunciaron la creación de la Superliga, una competición que pretenden poner en marcha a partir del próximo agosto, en la que participarán 20 equipos europeos, con la presencia de Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. Según se anunció, el actual presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, será el primer presidente de la Superliga y asegura que la intención era "ayudar al fútbol a todos los niveles a ocupar el lugar que le corresponde en el mundo".

A los equipos españoles se les sumarán otros como los italianos AC Milan, Inter de Milán y Juventus y los ingleses Liverpool, Manchester City, Arsenal, Chelsea, Manchester United y Tottenham. Además de estos, otros equipos recibirán invitaciones anuales de los clubes dependiendo de su rendimiento, algo que desde la UEFA creen que va en contra del mérito deportivo y que está fundado en el interés de unos pocos clubes.