Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

sevilla 1-0 Valladolid

Un gol de André Silva sitúa líder a un Sevilla sin vértigo a las alturas

El Sevilla, con un buen gol del portugués André Silva, su octavo tanto esta temporada, y se situó líder de LaLiga Santander tras ganar 1-0 a un buen Valladolid, sobre todo en la segunda mitad, y aprovechar el empate a uno de Atlético y Barça.

Efe |  Madrid |  25/11/2018

El gol de Silva con el que los sevillistas, por primera vez en su historia, asaltan el liderato tras la jornada 13, llegó a la hora de juego de un primer tiempo en el que los andaluces fueron superiores, aunque los pucelanos, a los que se les anularon dos goles por fuera

de juego, apretaron en el segundo, pero el meta checo Tomas Vaclik les privó del empate.

Se medían dos equipos en buena forma en una cita que cobró más atractivo al estar en juego el liderato para los sevillistas, tras el 1-1 entre Atlético y Barcelona, ante una de las sensaciones de la Liga, un Valladolid que empezó séptimo la jornada, pero que debía

sumar para acercarse a Europa al haber puntuado algunos rivales.

Sin los lesionados Jesús Navas y el galo Gonalons, y con Mercado y Franco Vázquez suplentes tras estar con Argentina, el Sevilla alineó con el danés Simon Kjaer atrás, Roque Mesa en el medio y su dúo de goleadores, el luso André Silva y el galo Wissam Ben Yedder,

arriba para buscar su quinto triunfo liguero seguido como local.

Los pucelanos, con sólo una derrota fuera, hace dos jornadas en el Bernabéu, llegaron a esta difícil salida con dos bajas notables por lesión: Javi Moyano y Kiko Olivas. Así, Sergio González tuvo que recomponer el perfil diestro de la zaga con el sevillano Antoñito

Regal y el almeriense Joaquín Fernández, debutante en liga.

Ambos conjuntos salieron con intensidad, con el Valladolid mejor situado, controlando el medio campo e intentando presionar arriba a su rival, pero le faltó mayor claridad ofensiva y apenas inquietó al meta local Tomas Vaclik. Sólo un par de remates lejanos, uno con más intención de Toni Villa, pasada la media hora, que paró el checo.

El Sevilla, pese a comenzar algo dormido e impreciso, se rehizo y, tras un aviso del danés Kjaer de cabeza que atajó Jordi Masip, ganó terreno a partir del primer cuarto de hora y a superar al Valladolid, muy inocente arriba pese a su gran esfuerzo colectivo.

El dominio y la superioridad sevillista se acrecentaron y, aun sin tener que forzar la máquina, se mostró más clarividente con el paso de los minutos por la implicación de Aleix Vidal en la derecha y Pablo Sarabia entre líneas, lo que pronto le dio sus frutos.

El protagonista fue, cómo no, André Silva, quien hasta entonces apenas había brillado, aunque con un espléndido cabezazo adelantó a su equipo a la media hora de juego con su octavo tanto en Liga, tras una buena jugada con un centro medido al área chica de Sarabia.

Los blanquivioletas no reaccionaron y, tras otro intento lejano de Silva que Masip paró en dos tiempos, se fueron en desventaja al descanso después de una primera mitad con pocas ocasiones.

En la reanudación, el equipo castellano salió con más brío, obligado por el 1-0 en contra, se estiró más en busca de cambiarle el decorado al choque, si bien fue Aleix Vidal el primero que buscó el gol con un tiro cruzado que detuvo sin problemas Masip.

El Valladolid subió el ritmo, recurrió a transiciones más rápidas en ataque, sobre todo tras mover ficha Sergio sacando primero al turco Enes Ünal y luego al italiano Daniele Verde, por Rubén Alcaraz y el croata Duje Cop, muy perdido, y a la hora de juego le dio el

susto a un Sevilla poco resolutivo.

Tras un remate con criterio de Óscar Plano, desviado a córner, Ünal batió a Vaclik al empalmar un saque de esquina, pero el gol fue anulado por fuera de juego posicional de un compañero al consultarse

con el VAR. La jugada se repitió 14 minutos después, en el 74.

Esto espoleó al Sevilla, que apretó y pudo cerrar el partido en tres ataques casi seguidos, pero Ben Yedder, solo ante el portero, no llegó por poco a rematar y Sarabia, con un fuerte tiro con la derecha que buscaba la escuadra, se topó con un paradón de Masip.

El Valladolid, tras marcar de nuevo Unal al recoger el rechace a un fortísimo tiro de Verde y ser anulado por otro fuera de juego, tocó a rebato, se fue arriba y rozó el empate en un cabezazo alto de Joaquín, otro latigazo del italiano y un tiro a la media vuelta del

argentino Leo Suárez, recién incorporado, pero, con varios paradones, emergió la figura de Vaclik para amarrar el triunfo.