Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON AMÉRICA VALENZUELA

Divulga que algo queda: ¿Por qué nos resfriamos?

América Valenzuela nos descifra el misterio del resfriado en Por fin no es lunes. También abordamos otras dos cuestiones fascinantes: ¿Qué ha pasado con las semillas que se han encontrado dentro de un sarcófago? ¿Puede resistir el tejido cerebral en el espacio?

ondacero.es
  Madrid | 05/10/2019

RESFRIADOS

El frío, por sí solo, no provoca resfriados. Sí reseca la garganta y nariz, síntomas del resfriado. Aunque sí que nos hace más predispuestos a coger catarros. América Valenzuela nos desmonta un mito: la vitamina C no previene resfriados. Nos resfriamos por culpa de la cantidad inmensa de virus que hay. Cuando en invierno nos juntamos, es más probable que nos peguemos esos virus los unos a los otros.

FIESTAS CON MOMIAS

Increíblemente, germinan. Las semillas que llevan miles de años guardadas germinan. Nos transportamos al siglo XIX, época en la que estaban de moda los desvendados. Consistían en reunirse en teatros o en casas de amigos para quitar las vendas a una momia y sacar a la luz los miembros y tesoros que había dentro de cada una. Era una mezcla de espectáculo macabro y antropológico. Thomas Pettigrew era un famoso cirujano y anticuario, famoso por sus conferencias y fiestas de desvendado.

'Pocholo' Pettigrew, como lo ha bautizado Valenzuela, trató de impresionar a su público rompiendo una vasija que había sido encontrada en una tumba situada en la ciudad de Tebas. La vasija estaba sellada herméticamente y dentro había unas semillas que se repartieron los asistentes. Entre ellos, el padre de la egiptología británica: el viajero y escritor Sir John Gardner Wilkinson, responsable de haber llevado la vasija de Egipto.

Los asistentes a la fiesta de Pettigrew plantaron las semillas y germinaron. Y así se extendió el mito de que aquellas semillas que habían reposado durante miles de años, aportaban vigor y eran afrodisíacas.

TEJIDO CEREBRAL EN EL ESPACIO

América Valenzuela también nos habla de un asombroso experimento que han llevado a cabo un grupo de científicos estadounidenses en colaboración con la NASA. Estos científicos han creado tejidos humanos a partir de células madres para enviarlos al espacio y probar así medicamentos, estudiar enfermedades y entender el efecto de la microgravedad en los humanos.